La industria petrolera espera un mal año

Una encuesta fue realizada a 565 profesionales especializados del sector desde trabajadores junior, hasta gerentes, directores y accionistas. Más de la mitad consideró que la situación actual es peor que la del año pasado.

La encuesta entre trabajadores de la industria petrolera reflejó que la mayoría cree que la situación es más crítica ahora que el año pasado.

Una encuesta realizada a profesionales de la industria petrolera reveló que el ánimo entre quienes forman parte de este sector no está de parabienes ya que reflejó que la mayoría considera que la situación actual es más crítica ahora que el año pasado.

La encuesta se realizó de forma anónima entre un total de 565 profesionales de los cuales el 30% ostentan categorías de gerentes, el 29% de trabajadores senior, pero también se incluyó a profesionales a cargo de la conducción y dirección de empresas, socios y accionistas, y consultores especializados.

El estudio fue realizado por Contactos Energéticos, la red de contactos de la industria del Oil&Gas más grande de Latinoamérica que preside Luciano Fucello. Se trata de una red de vínculos, en especial de grupos de whatsapp, que reúne a más de 6.500 profesionales de la industria hidrocarburífera y minera.

Consultados acerca de cómo evalúan la situación actual de la industria, en el inicio del año siguiente a la crisis que generó la pandemia, el 52% de los encuestados consideró que el cuadro es negativo, el 45% lo calificó como regular y solo el 3% de los entrevistados analizó la situación del momento como positiva.

Al estudiar las respuestas en función del segmento de la industria en donde se desempeñan se destacó que el mayor optimismo se vio entre quienes trabajan en el segmento del transporte (midstream), mientras que la visión más negativa del momento la dieron quienes trabajan en la producción de hidrocarburos (upstream).

Entre las respuestas hubo también diferencias en lo que hace a los cargos que poseen los encuestados, ya que quienes proporcionalmente fueron más optimistas fueron quienes están a cargo de la conducción de empresas, mientras que quienes más categorizaron la situación actual como negativa fueron los consultores (60%), accionistas (59%) y directores (56%).

Al preguntárseles acerca de la comparación entre la situación que se atraviesa este año en la industria en comparación con lo ocurrido el año pasado, la mayoría de los encuestados también se mostró cabizbajo, ya que el 59% consideró que el escenario es peor que el de un año atrás.

Si bien en este caso hubo un 12% de entrevistados que consideraron que la situación actual es mejor que la del año pasado y un 29% que la calificó como regular, quienes tienen cargos más altos en la industria fueron los que se mostraron más pesimistas.

En el caso de los gerentes apenas el 7% calificó este año como mejor que el año pasado, y entre los accionistas y quienes están en la conducción de empresas más del 60% lo calificaron como más malo que el 2020, a razón del 63 y 67%, respectivamente.

Finalmente, se consultó a los encuestados acerca de las expectativas para el año en curso y en este caso pareciera ser que aún queda un poco de luz al final del túnel ya que el 51% de los entrevistados consideró que la expectativas son regulares.

En este caso quienes señalaron que esperan un año negativo fueron el 35%, un 13% tiene esperanzas de que sea un buen año y un 1% prefirió no hacer pronósticos.

Analizados por segmentos de la industria, las expectativas más positivas para el año en curso vinieron nuevamente del midstream, aunque también fue el sector que, con aguas dividas consideró que el año será negativo a razón de un 26 y 39%, respectivamente.

En el downstream (refinerías) y las firmas integradas (que unen producción con refinación) fue desde donde más se consideró que el año será regular, mientras que nuevamente quienes tienen una menor expectativa positiva para el 2021 son los que trabajan en el segmento de la producción.

Entre los directores, accionistas y consultores independientes se dio una sintonía ya que la mitad consideró que las expectativas son malas, mientras que la otra mitad consideró que son regulares.

En tanto que quienes tienen esperanzas de un buen año son los más jóvenes de la industria, los profesionales junior (22%), seguidos por los semi senior (15%) y senior (16%).

La encuesta deja un balance poco positivo del año en curso y las expectativas por venir, aunque claro está que si el 2020 dejó algo en claro es que todo puede cambiar rápidamente.

Por Victoria Terzaghi

Río Negro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *