Estiman que recién en 2023 la demanda mundial de petróleo alcanzará los niveles pre-Covid

El promedio de 2020 sería de 89,3 millones de barriles diarios, frente a los 99,6 millones del año pasado.

La agencia de investigación energética Rystad Energy estimó que la demanda de crudo en 2020 alcanzará un promedio de 89,3 millones de barriles diarios (bpd), frente a los 99.6 millones de bpd alcanzados en 2019. A su vez, calculó que si bien la demanda se recuperará en 2021, seguirá por debajo de la del año pasado, ya que el promedio sería de 94,8 millones de bpd.

Para 2022, la demanda de petróleo se recuperaría a 98.4 millones de bpd, aún estancada por debajo de los niveles previos al virus debido a los impactos estructurales del Covid-19, relacionados con menos desplazamientos laborales y una recuperación de la aviación más lenta. Solo en 2023 la demanda se recuperará a los niveles anteriores a Covid-19 y volverá a 100.1 millones de bpd. Entre 2025 y 2030, la demanda de petróleo entrará en una fase de meseta en alrededor de 102 millones de bpd. Según la agencia, en esta fase ya no habrá ningún impacto residual de Covid-19.

Transición energética

El informe de Rystar Energy también indicó que como efecto del Covid-19 sobre la demanda de petróleo, la transición energética se está acelerando. Señaló que el sector transporte, con 60% de la demanda de petróleo, será el motor final de este cambio.

Para 2025, se espera que los vehículos híbridos enchufables y eléctricos a batería (EVs), alcancen una participación de mercado del 14% en las ventas de vehículos nuevos de pasajeros, y luego crezcan aún más hasta el 80% para 2050.

EconoJournal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *