Biocombustibles: piden actualizar precios y advierten por 10 mil puestos de trabajo en riesgo

Trabajadores y empresarios piden definiciones al nuevo secretario de Energía, Darío Martínez. La materia prima aumentó un 25%.

Trabajadores y empresarios del sector de biocombustibles advirtieron que hay 10 mil puestos de trabajo y 30 pymes en riesgo por la falta de actualización de los precios de estos productos, que hoy tienen un precio de venta menor al de las materias primas. Los precios finales están congelados pero el aceite de soja aumentó 25%, sostienen.

El cuadro laboral se agravó desde el 1 de agosto, cuando cientos de trabajadores de plantas de biocombustibles pasaron a estar suspendidos sin goce de sueldo. «Según dueños de las pymes, la medida se debe a que el incremento en los precios de la materia prima imposibilita la producción nacional. Los valores, congelados en diciembre de 2019 no logran cubrir el precio del producto final», remarcaron los representantes de los trabajadores.

La Federación Argentina Sindical de Petróleo, Gas y Biocombustibles (FASiPeGyBio) presentó un pedido de audiencia con el flamante secretario de Energía, Darío Martínez, y esperan poder reunirse cuando el funcionario vuelva de Neuquén para poder resolver la situación.

Esta semana, la Cámara de Empresas Pyme Regionales Elaboradoras de Biocombustible (Cepreb) solicitó la intervención del Poder Ejecutivo. «Más de 30 empresas la mayoría de ellas de las provincias de Santiago del Estero, San Luis, La Pampa, Entre Ríos, entre otras localidades, se encuentran hoy paralizadas y al borde de la desaparición junto con las más 10.000 fuentes de trabajo que generan como consecuencia del incumplimiento, desde el mes de diciembre de 2019 de la publicación del precio actualizado por parte de la Secretaria de Energía«, remarcaron en un comunicado.

«Las plantas de biocombustibles se encuentran en una situación crítica, donde el producto que cubre el 80% de su producción, el aceite de soja, aumentó en un 25%; mientras los precios finales se mantienen de la misma manera desde el 2019. La actividad se ha paralizado, afectando a cientos de trabajadores suspendidos, quienes no pueden cobrar sus salarios», indicaron los representantes de los sindicatos en línea con los argumentos que presentaron los empleadores.

«La falta de una política clara sobre el sector energético empuja a las empresas, en su mayoría pymes, a discontinuar la producción y llevar a una realidad de total incertidumbre sobre el futuro de la actividad», argumentó la Federación Sindical en su pedido a Energía.

Las empresas recordaron que el sector avanzó con la ley 26.093 de 2006 durante el mandato de Néstor Kirchner. «Se dictó el corte obligatorio de los combustibles y la diversificación de la matriz energética para el desarrollo de economías regionales, la sustitución de importaciones, la sustentabilidad medioambiental, el federalismo y el trabajo argentino», remarcaron desde Cepreb.

Perfil

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *