Vaca Muerta: La ola de Covid complica los diagramas de trabajos

Múltiples empresas han tenido que retirar trabajadores con síntomas y suspender por algunas horas las operaciones. Si bien la afectación es acotada, algunas torres de perforación y sets de fractura debieron paralizar sus tareas.

La multiplicación de casos positivos de Covid 19 que está dejando la cepa Ómicron tanto en el país como en Neuquén, tiene también su correlato en la industria petrolera y en especial en los yacimientos de Vaca Muerta que desde la semana pasada han visto alterado su funcionamiento ante la detección de casos positivos y empleados aislados. Desde varias empresas se reconoció que están teniendo problemas para completar o mantener las dotaciones, los cuales si bien no implican una paralización de las actividades, sí han llegado a sacar de servicio por algunas horas equipos de perforación y fractura.

Estamos como el resto de la sociedad, con casos positivos y con gente aislada. No es que hay una parálisis y una alerta para frenar todo, pero sí se han tenido que paralizar por algún tiempo algunos equipos hasta que se acomodan, hasta que llega otro turno”, aseguró el secretario general del sindicato de Petroleros Jerárquicos de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Manuel Arévalo.

En los yacimientos la mayoría de las empresas continuó trabajando hasta el día de hoy con el sistema de burbujas, lo cual está permitiendo en estas semanas un rápido recambio de las dotaciones ante la detección de casos positivos.

De todas formas, esto generó en algunas empresas que haya equipos que han tenido que suspender sus trabajos por un par de horas, entre que uno de los operarios manifiesta síntomas y logra llegar al lugar el siguiente grupo de trabajadores.

Muchas compañías optaron por realizar el hisopado de sus operarios antes de que inicien el viaje, una situación que llevó a la detección de varios casos no solo positivos sino también asintomáticos y que fuerza a las compañías a modificar sus diagramas de trabajo para enviar a otro equipo de operarios o reemplazar a las personas afectadas.

«Estamos teniendo algunas situaciones puntuales, algún equipo que por un par de horas tiene que frenar su ritmo o su trabajo hasta que llegue el recambio pero no creemos que nos genere un impacto significativo al final del mes«, indicaron desde una de las grandes operadoras.

Por su parte, Arévalo remarcó que es necesario que las empresas garanticen la presencia del personal de salud en los yacimientos y destacó que desde la entidad trabajan para que el proceso entre que un operario da positivo y logra reintegrarse tras el alta a su puesto, sea ordenado.

El lunes se detectaron en la provincia de Neuquén 2167 casos positivos, con lo cual la cantidad de personas que actualmente están cursando la enfermedad en la provincia era hasta ayer de 14.027.

Por Victoria Terzaghi

Río Negro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *