Tras el aumento de la nafta, suben las conversiones a GNC

Los instaladores de equipos elevaron el promedio de actividad a partir del incremento en los surtidores. Precio de los equipos y tiempos de amortización

La sucesión de incrementos aplicados a la nafta volvió a sumarle una «vida extra» al GNC. Ocurre que los retoques en los surtidores derivaron en una suba fuerte de las consultas y operaciones de conversión de los vehículos. Los talleres concluyeron 2021 con una recuperación potente versus 2020. En el inicio de año los números tambalearon, pero en este último mes los guarismos volvieron a mejorar a partir de una posibilidad de ahorro cercana al 50 por ciento según el tanque y el rodado.

Según indicaron fuentes ligadas a la Cámara Argentina de Productores de Equipos Completos de GNC (CAPEC), en zonas del país como la provincia de Buenos Aires los instaladores ya promedian las tres instalaciones diarias y subiendo, y las consultas no han dejado de incrementarse en la última semana.

En el interior, el litro de nafta premium merodea los 140 pesos mientras que, por el contrario, el metro cúbico de GNC se ubica en una franja que va de los 65 a los 70 pesos. Recorrer 120 kilómetros con un tubo de gas en un automotor mediano, dotado con un motor 1.6, implica desembolsar 850 pesos, indicaron desde el ámbito de los instaladores. En cambio, cubrir esa misma distancia con combustible de alto octanaje demanda hasta 1.700 pesos.

Según la base de datos del Ente Nacional Regulador del Gas (ENARGAS), enero de 2022 concluyó con 6.602 conversiones, febrero con 6.681, pero estos números ya se superaron a esta altura de marzo. Y aún restan nueve días para que cierre el mes.

Los aumentos aplicados a los surtidores mejoraron el arranque flojo del GNC en este 2022


El GNC busca recuperarse

En cuanto a los costos de instalación, el valor de los equipos prácticamente no se movió en los últimos 6 meses más allá de la inflación predominante y el salto casi permanente del dólar.

«Hoy por hoy, convertir un vehículo particular a GNC sale lo mismo que un juego de grifería para el hogar. O más barato que comprar 4 sillas. Los precios quedaron atrasados», comentó recientemente Horacio Magrath, titular de la CAPEC.

«Lamentablemente, la situación de la economía en general nos ha impedido crecer mucho más. Pero estamos en un momento de recuperación fuerte. Si el país comienza a funcionar de manera completa, bueno, vamos a tener la posibilidad de aumentar mucho más las conversiones en 2022», agregó.

En CAPEC aseguran que el valor de los equipos, medidos en moneda estadounidense, nunca estuvo tan bajo. Señalan que hoy, a partir de la cotización «blue» vigente, se necesitan 450 dólares para instalar esta tecnología cuando hace menos de un lustro el monto mínimo no bajaba de los 1.000.

El precio de los equipos se ha mantenido casi sin variaciones desde mediados de 2021 a esta parte


Los precios vigentes

«El precio de los tubos, los cilindros, la instalación, no se ha movido. Desde mediados de 2021 para acá el valor de los equipos se mantuvo en un valor que promedia los 90.000 pesos. Si bien hay costos en dólares en parte de esas unidades, lo cierto es lo que los fabricantes siguen absorbiendo esa cuota con tal de mantener los precios de conversión», dijo el directivo.

También existe un mercado de equipos usados y reacondicionados: el valor de los sistemas, en ese caso, desciende al orden de los 75.000 pesos. Vale aclarar que al monto de instalación el automovilista debe añadirle el pago de una oblea –ronda los 2.500 pesos–. y la prueba hidráulica que se realiza cada cinco años, que según el tipo de vehículo oscila entre los 9.000 y los 17.000 pesos.

Magrath comentó, además, que los talleres e instaladores en general continúan brindando alternativas de pagos en 12, 18 y 24 cuotas. Según el directivo, los equipos se amortizan en menos de 6 meses.

Por Patricio Eleisegui

iProfesional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.