Suba del petróleo amenaza los precios congelados de los combustibles

La disparada del crudo en el mundo complica los planes de YPF para mantener los precios de los combustibles sin cambios. El barril de Brent superó los 80 dólares.

La suba de la cotización del barril de petróleo representa un peligro. YPF, la mayor empresa petrolera, prometió que los precios de los combustibles no subirán hasta fin de año. Sin embargo, esa estrategia reposa en determinados valores para el petróleo crudo, que están siendo superados en estos días.https://6a16be815b917046e8906efd9196af61.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-38/html/container.html

El barril de petróleo Brent, que es la referencia para la Argentina, viene superando los US$ 80 de cotización durante varios días. El importe de los combustibles locales (naftas y gasoil) está pensado con un petróleo en la zona de los US$ 70.

Este desajuste puede complicar los planes de YPF para mantener los precios de los combustibles sin aumentos para fin de año. Durante los períodos eleccionarios anteriores, la petrolera incrementó sus importes después de los comicios, tanto durante la gestión de Cristina Fernández de Kirchner como de Mauricio Macri.

Pablo González, presidente de YPF, anunció tres aumentos del 5% para marzo, abril y mayo. E indicó que no habría más durante el año.

“En tanto ciertas variables clave se mantengan bajo ciertos parámetros no vemos ninguna necesidad de hacer aumentos relevantes en los precios en el surtido en el corto plazo”, explicó Sergio Lew, CFO de YPF. “La futura evolución de los precios en el surtidor depende de la evolución de la cotización del petróleo crudo local, y otras variables como inflación y devaluación, que estamos monitoreando en forma constante”, agregó en su momento.

En ese escenario, la suba del crudo podría afectar la estrategia de precios. Dependerá si el alza de estos días es transitoria -algo que suele suceder con la cotización de los commodities- o si se mantiene en el tiempo.

“Esta es una discusión muy importante. Es decir, un país que produce ¿por qué tiene que tener los precios internacionales, de los combustibles o el petróleo”, planteó el consultor Daniel Gerold -muy requerido por las empresas- en un seminario organizado por el IAE General Mosconi, un centro de estudios de la energía.

“ El petróleo ayer tocó los US$ 83 y acá en la Argentina vale US$ 54. Es decir que el petróleo en el mundo vale un 60% más que en Argentina. La razón es que el petróleo se produce con capital. Y el capital para qué va a venir si puede ir a otro lado donde recibe el precio full”, planteó Gerold-

“En Argentina, las petroleras nunca tienen del todo claro el tema de los precios”, destacó Francis McGann, Managing Director de Merril Lynch Argentina, y encargado de petróleo y gas para América Latina. “El país resulta atractivo para las inversiones, porque tiene buenos recursos. Pero hay otros factores (N. de R: los regulatorios) que provocan dudas”, destacó en un seminario organizado por Moody’s, también sobre petróleo.

El analista diagnostica que los precios del petróleo crudo seguirán en alza. La Argentina tiende a desacoplar el precio de los combustibles locales de la cotización internacional. “Los inversores no entienden la política de precios en Argentina”, agregó.

“No estoy diciendo que los consumidores deban recibir el precio full (N. de la R: es decir, con aumentos)”, argumenta Gerold. “Quiero decir que tiene que haber un ‘buffer’ (amortiguador) en el medio, en donde el Estado que recauda y se beneficiaría enormemente si hubiera grandes exportaciones de combustibles y de petróleo, con todos esos impuestos puede subsidiar a quienes considera que debiera subsidiar”, razona el consultor.

En la industria petrolera convive un auge de producción en Vaca Muerta (como sucedió hace unos meses) con pocos anuncios de desembolsos nuevos por parte de las compañías.  “La inversión petrolera depende de los ingresos de los combustibles. Comparando con una presentación de YPF de 2014, los ingresos cayeron de US$ 4.000 millones por trimestre a llegaron a niveles de solo US$ 1.500 millones. Es obvio que la inversión iba a disminuir”, explica Gerold.

“Es obvio que esto ocasiona problemas de retribución de capital a los accionistas o a quienes han financiado las inversiones en el pasado. Por lo tanto, los precios debieron ajustarse -y aún moderadamente-, porque los precios internacionales se han disparado. La inversión si bien es mayor que la del año pasado, todavía la producción petrolera no se recuperó de los niveles de 2020, previo a la pandemia”, retrata el consultor.

Esta etapa del kirchnerismo parece tener objetivos de precios en dólares diferente de la administración anterior de Cristina Fernández de Kirchner. “En 2014-2015,  los precios de los combustibles eran más o menos entre  60% y 70% superiores en dólares a los actuales”, puntualiza Gerold.

Por Martín Bidegaray

Clarín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *