Parte de la población cree que el Estado ya no subsidia las tarifas

Pese a ello, el 40% de la población cree que en el país se eliminaron los subsidios a la electricidad y el 44% opina que tampoco se subsidian las tarifas de gas. A su vez, el 27% y 28%, respectivamente, respondieron que no sabían si seguía habiendo subsidios en esos casos. Los datos surgen de una encuesta realizada por la consultora Energy Consilium, creada por el ex ministro de Energía, Juan José Aranguren, junto a Marketing y Estadística SRL

Los resultados de esta encuesta también afirman que la mayoría de los consultados cree que ambos servicios deben ser subsidiados por el Estado. A su vez, el 53% cree que deben ser más altos en electricidad y el 54% más altos en gas.

“Esto pareciera estar en línea con el dato que surge de encuestas anteriores, en donde gran parte de la población considera que estos servicios son provistos por el Estado (o por empresas del Estado) y no por empresas privadas. Y esto ocurre aún hoy, casi tres décadas después de que fueron privatizadas, quizá por su condición misma de servicios públicos”, señala el informe de Energy Consilium.

Aunque esto pareciera no ser propio de la opinión de los argentinos, ya que el propio informe destaca que hay una reciente encuesta que indica que la mayoría de la población de Gran Bretaña, Francia, Alemania, Dinamarca, Suecia, Finlandia y Noruega apoya o considera que los servicios públicos deben estar en manos de empresas estatales.

La consultora Energy Consilium también agrupa a gran parte de los ex funcionarios y técnicos que acompañaron la gestión de Aranguren en el ya desaparecido Ministerio de Energía y Minería de la Nación, como Hugo Balboa (ex presidente de Energía Argentina S.A., hoy IEASA), Juan Manuel Carassale (jefe de gabinete de Aranguren) y Marcos Pourteau (subsecretario de Recursos Hidrocarburíferos), entre otros.

Otra conclusión del informe es que, si bien la mayoría de los consultados opina que tiene que haber más subsidios, cuando la pregunta liga mayores subsidios a mayores impuestos esta opinión baja. Es decir, baja de 53% y 54% (electricidad y gas) a 39%.

“En otras palabras, la estructura y la asignación de los costos de los subsidios es importante para determinar su apoyo o rechazo. Cuando sus costos y asignación son más evidentes, el apoyo se reduce”, resalta el estudio.

Por último, la encuesta remarca que hay una diferencia en la opinión según la edad y el nivel educativo. “La gente pareciera ser más consciente de la persistencia de subsidios a la energía cuanto más edad y nivel educativo tiene. Asimismo, pareciera que existe un menor apoyo a los subsidios entre los 30 y 59 años y se encuentra más a favor a mayores niveles de educación”, afirma Energy Consilium.

Por Roberto Bellato
Econojournal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *