Nafta barata: qué hacen las provincias para frenar la compra de extranjeros

Incluso con el aumento de esta semana, el combustible argentino es hasta 50 por ciento más barato versus Brasil o Paraguay. Dónde se aplica el adicional

Por más que los aumentos en los surtidores se han vuelto práctica recurrente, la nafta argentina sigue estando entre las más baratas de la región. Y prueba de ello es el cruce incesante que a diario llevan a cabo cientos automovilistas extranjeros a través de las provincias que comparten frontera con Paraguay, Brasil o Chile. El movimiento es tal que en reiteradas oportunidades han ocurrido escenarios de desabastecimiento que afectan a los conductores locales.

De ahí la medida que, en el transcurso de las últimas semanas, comenzó a resultar aplicada en varios de los distritos limítrofes: el cobro de adicional a aquellos clientes foráneos que se acercan a cargar combustible en estaciones de servicios argentinas.

La primera en implementar esta opción fue Corrientes en los puntos de expendio de la ciudad de Paso de los Libres. Y en los últimos días se sumó Entre Ríos con precios diferenciados a extranjeros e, incluso, la puesta en funcionamiento de surtidores exclusivos para ese tipo de clientes en Concordia.

El adicional que se está cobrando promedia los 50 centavos aunque en el segmento de la comercialización señalan que el extra podría aumentar en las próximas semanas.

“Misiones y Formosa sí tienen una gran demanda porque la gente de Paraguay y Brasil llega a buscar combustibles a Argentina, pero Misiones consiguió tener un precio diferencial en el cual el extranjero paga un diferencial de precio más caro. En Corrientes, Paso de los Libres lo hará en forma inminente”, afirmó Oscar Pacheco, vice presidente de la cámara de estacioneros de esa región del país.

Mientras que en nuestro país el gasoil hoy cotiza apenas por encima de los 113 pesos el litro, el mismo combustible cuesta, trasladado a moneda argentina, 320 pesos en Brasil y 280 en Paraguay. “A nivel internacional, el precio en Argentina está por lo menos un 50 por ciento más bajo” respecto de otras naciones, añadió el directivo.

En Corrientes y Entre Ríos se cobra un extra y hasta se establecieron surtidores para extranjeros.

Extranjeros que cruzan a comprar nafta: qué pasa en Entre Ríos

Ya en Entre Ríos, estacioneros consultados coincidieron en la diferencia de valores respecto de Paraguay y Brasil. Y añadieron que la nafta argentina cuesta un tercio de lo que cotiza ese combustible en Uruguay.

“Se han dado situaciones de conductores que vienen con doble o triple tanque cargan, se van y regresan hasta completar hasta cuatro viajes por día. Así no hay stock que aguante. Muchos automovilistas de Salto hacen ese tipo de maniobras”, confió una voz del segmento.

“Los camioneros extranjeros viene a cargar a la Argentina porque el precio de nuestro diésel está a la mitad de lo que lo cargan ellos. Si las petroleras no aplican medidas, estaremos con complicaciones de abastecimiento por mucho tiempo”, agregó.

Fuera de la Mesopotamia, Mendoza es otra de las provincias que experimenta una oleada de cruces a la búsqueda del combustible más barato. Los camioneros chilenos, señalan entidades del expendio cuyana, también cargan gasoil de este lado de la cordillera en tanto el precio del litro es hasta 15 por ciento más barato respecto de la nación trasandina.

Si bien en esa provincia aún no se discute la posibilidad de cobrar adicionales como ya ocurre en Entre Ríos y Corrientes, la continuidad de estas compras a gran escala por parte de extranjeros obligaría a revisar las condiciones de comercialización. Y la posibilidad de aplicar diferenciales podría cobrar forma en el mediano plazo.

El gasoil argentino es hasta 15 por ciento más barato que el combustible que se vende en Chile.

El problema en Misiones

A mediados de marzo, se expusieron las complicaciones que atraviesan los misioneros para disponer de naftas dada la cantidad de brasileños y paraguayos que cruzan la frontera para llenar el tanque.

Semejante aluvión afectó fuerte la disponibilidad de naftas en esa provincia, que además sufre problemas de abastecimiento por los cupos que algunas compañías vienen aplicando desde hace un semestre.

“De cada diez días del mes, tres se pierden porque no hay naftas para vender. Y eso es a raíz del cupo que vienen aplicando las productoras”, comentaban, hace escasas semanas, fuentes de la comercialización de naftas en el interior del país.

Desde la Cámara de Estaciones de Servicio y Afines del Nordeste (CESANE) sendos voceros reconocieron que, en el caso puntual de Puerto Iguazú, en las últimas semanas las demoras para cargar superaron con comodidad las 5 horas.

“La ciudad tiene apenas cuatro estaciones de servicio. Y ahora están atendiendo a clientes de Foz de Iguazú y Ciudad del Este. Son lugares con mucha mayor población que Puerto Iguazú. Por eso las demoras, además de que la disponibilidad de naftas es acotada”, reconocieron directivos de esa entidad.

Por Patricio Eleisegui

iProfesional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *