Nación busca mantener el equilibrio del precio del barril criollo

La invasión rusa disparó el valor del crudo a u$s100 generando malestar entre las productoras que en el país reciben u$s60 por barril y piden exportar más.

La invasión rusa a Ucrania comenzó a tener repercusiones en la industria petrolera global a partir de la disparada del precio del crudo a más de u$s100 por barril. Un escenario bélico que obliga al gobierno argentino a tener que reconfigurar las operaciones internas del mercado de hidrocarburos teniendo en cuenta que el precio doméstico del crudo está subsidiado para evitar que se incrementen las exportaciones y se desabastezca a las refinadoras locales.

Con este objetivo, la Secretaría de Energía de la Nación comenzó a analizar las repercusiones que el conflicto mundial generado por Vladimir Putín puede tener en la producción y abastecimiento de combustibles a partir del precio actual del llamado barril criollo, que se ubica en torno a los u$s60.

Esa diferencia de u$s40 por barril seduce a las petroleras independientes a exportar más y no mirar al mercado doméstico con el consiguiente riesgo de desabastecimiento que advierten algunos sectores del mercado.

El primer paso lo dio el propio secretario de Energía, Darío Martinez, trazando un cronograma de reuniones con las productoras independientes y las refinadoras, cuyo primer encuentro se concretó este miércoles 23 de febrero en la sede del organismo dependiente del Ministerio de Economía.

La discusión giró en torno a la presión que las productoras iniciaron para que el Gobierno suba el precio del barril criollo a valores cercanos al internacional, lo cual obligaría a petroleras como YPF a pagar más por el crudo local con el consiguiente traslado de ese incremento a los surtidores.

Barril criollo: ¿cuál es la estrategia oficial?

Un esquema que las autoridades nacionales rechazan a la vista de la estrategia oficial de pisar el precio de las naftas y otorgar aumentos selectivos como el de principios de febrero, cuando la petrolera estatal subió sus combustibles un 9%, cuando el anterior retoque del 4% había sido en mayo del 2021.

Si bien en la primera reunión no hubo definiciones concretas, el objetivo de Martinez es alcanzar algún grado de equilibrio entre el valor internacional y el subsidio doméstico del crudo para que los exportadores puedan, en cierta forma aprovechar la diferencia y ganar dinero, pero sin poner en riesgo las compras de las refinadoras que operan en la Argentina.

En este sentido, un informe elaborado por el sitio especializado Econojournal anticipa que la estrategia del Gobierno se enmarca en tres ejes complementarios como son los de discutir un nuevo ordenamiento del mercado exportador; equilibrar los costos entre todos los refinadores en lo referido a las importaciones y analizar los criterios que se utilizarán para definir los precios de los distintos tipos de crudo que se extraen en el país.

Darío Martínez, secretario de Energía,

Mercado blindado

En declaraciones al programa BDA, que conduce el periodista Antonio Laje, el propio Martinez dio algunas pistas sobre las medidas que el Gobierno podría adoptar para blindar el mercado doméstico de los hidrocarburos de los impactos económicos que causará la invasión rusa a Ucrania.

«Tengo la responsabilidad de mantener las tarifas de energía por debajo del ingreso salarial de los argentinos«, sostuvo el funcionario durante la entrevista emitida por el canal A24.

A esto le sumó la necesidad de incrementar la producción de combustibles impulsando nuevas obras como la construcción del gasoducto Néstor Kirchner, que a su juicio no sólo «permitirá dejar de importar GNL (Gas Natural Licuado, que llega en barcos) , sino que tendrá un impacto importante» en la producción de gas de Vaca Muerta. «Ya se publicó la licitación del primer tramo del gasoducto y tiene que estar conectado en el invierno de 2023», recordó Martinez.

De todos modos, se mostró preocupado por las acciones militares rusa y su impacto sobre el precio del GNL y el contexto internacional «porque Rusia provee el 40% del gas a Europa y si lo deja de hacer otros países van a ir buscar el mismo GNL de esos mismos barcos y se van a poner cualquier precio».

El secretario de Energía, Darío Martinez, intenta sostener el precio local del crudo «desatado» del valor internacional

Petróleo: mercado local en «armonía» 

La nota de Econojournal aclara que durante el año pasado el mercado local del crudo funcionó «con cierta armonía» pese a que en ese momento ya existía una brecha entre el precio local y el internacional, aunque mucho menor a la actual.

Por eso, las autoridades apuran los encuentros con las empresas, para poder continuar con la estrategia de sostener el precio de los combustibles «desatado» de los vaivenes del conflicto bélico e impedir un fuerte salto que castigue todavía más a los bolsillos de los automovilistas.

Desde ámbitos oficiales recuerdan que en el 2021, el valor en los surtidores se incrementó en el orden del 35% cuando la inflación superó el 53% y anticipan que el objetivo es «seguir por un camino similar».

En este sentido, Ecojournal recuerda que, como parte del mismo entendimiento con las petroleras, se implementó un acuerdo tácito para que los productores de la cuenca Neuquina puedan exportar el 30% de su producción total a precios más elevados que los del mercado interno.

«Esa estrategia permitió, en los hechos, construir un canal comercial para el petróleo de Vaca Muerta, un proyecto que hace sentido para la Secretaría de Energía y también para Neuquén, que incrementó su recaudación fiscal por regalías petroleras», destaca el medio periodístico especializado que conduce Nicolás Gandini.

También se sostiene que YPF no exportó crudo, por lo que no captó esos mayores precios pero se aseguró el abastecimiento local a un valor competitivo que redundó en un funcionamiento consistente de todo el mercado.

Por Andrés Sanguinetti

iProfesional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.