Macri recibió su nuevo Mercedes-Benz blindado

La empresa encargada de comprar el vehículo a Mercedes-Benz Argentina y realizar el trabajo de protección fue ASP Blindajes, que ganó una licitación del Gobierno para entregar la Vito por un costo total de 1,9 millones de pesos (vehículo 0km, más blindaje).

El Estado pagará al proveedor en pesos, quien tal vez no hizo un buen negocio con los componentes que cotizan en dólares: eran 95 mil dólares al momento de ganar la licitación; que se redujeron a 47 mil al momento de entregar y cobrar el trabajo terminado. Tan sólo la Vito Tourer, sin blindaje, hoy cuesta 61 mil dólares.

Con su propuesta más accesible, ASP Blindajes le ganó en su momento la licitación a otras dos empresas. Ashoka Construcciones había propuesto una Chrysler Town&Country blindada por 2.198.530 pesos. Kia Argentina había ofertado una Carnival blindada de once asientos por 1.915.999 pesos.

La Vito Tourer blindada tiene un motor 2.0 turbo naftero, con 200 caballos de potencia y tracción trasera.

El vehículo cumple con el equipamiento exigido por el Gobierno en la licitación: climatizador automático, dirección asistida, levantavidrios eléctricos, sensores de estacionamiento, llantas de aleación, radio con Bluetooth, entrada USB y tapizados de “cuero ecológico” (sintético, no natural).

La capacidad original de ocho asientos se redujo a siete plazas durante la conversión: se cambió el sentido de orientación de la segunda fila de asientos y se retiró una butaca, para faciltar el acceso a las dos filas posteriores, que ahora forman una pequeña sala de reuniones.

En materia de seguridad, el pliego exigía: “sistema de freno ABS, airbags para el conductor y el acompañante, cinturones inerciales, kit reglamentario y matafuegos, rueda de auxilio tipo no temporal y control de estabilidad”.

Este último requerimiento llamó la atención en su momento: meses antes de esta licitación, Mauricio Macri cedió ante el lobby de las automotrices agrupadas en Adefa, para permitir que en la Argentina se siguieran lanzando nuevos modelos sin control de estabilidad (ESP).

De manera comprensible, el único dato que no se publicó en los pliegos fue el nivel de blindaje requerido para el vehículo. Fue una característica confidencial, a la que sólo accedieron las tres empresas que más avanzaron en la licitación.

La Casa Rosada decidió comprar un blindado para Macri luego de que el presidente sufriera un ataque con piedras en Villa Traful, en diciembre de 2016. La Mercedes-Benz Sprinter en la que viajaba el mandatario sufrió la rotura de un vidrio trasero, por parte de un grupo de manifestantes compuestos por empleados estatales. Desde el episodio en Villa Traful, en el entorno presidencial se habló siempre de “al menos un nivel RB3” de blindaje, capaz de soportar disparos de calibres 9 mm y .44 Magnum.

La compra del blindado presidencial demandó más tiempo de lo esperado. Las primeras propuestas que recibió la Casa Rosada demandaban la inversión de más de 200 mil dólares para un vehículo importado.

Mercedes-Benz Argentina llegó a importar una Clase V Guard especialmente para Macri, pero el Gobierno la rechazó por su precio. Esa Clase V Guard habría sido vendida a la esposa tambera de un conocido multimillonario y coleccionista de autos.

La nueva Vito Tourer presidencial blindada se sumó a la flota de vehículos oficiales de la Casa Rosada, que hasta ahora estaba integrada por una Chrysler Town&Country (propiedad del Gobierno porteño), una Kia Carnival (préstamo de Kia Argentina) y una VW Tiguan blindada (préstamo de VW Argentina).

Autoblog

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *