Las naftas tendrán un aumento máximo del 4% entre diciembre y febrero

Sergio Massa firmará este mediodía un acuerdo con las petroleras. Podrán sumar un 3,5% en marzo. Estas son las claves del acuerdo

Sergio Massa firmará este mediodía un acuerdo con las petroleras para que los precios de los combustibles tengan un tope de aumento del 4% mensual entre diciembre y febrero. Y del 3,5% en marzo de 2023.

Se trata de un pacto similar al firmado con las empresas alimenticias. En ese caso, la canasta de 1.700 productos que no quedaron congelados tendrán un incremento máximo del 4% mensual. Siempre y cuando no haya una devaluación abrupta.

La condición, además, es que las empresas consigan los dólares para poder importar insumos y productos críticos sin problemas. Ese flujo de divisas debería ser suficiente para que los fabricantes puedan trabajar sin problemas. Los números finales deberían conocerse esta misma semana.

Lo concreto en este contexto, es que Massa se fijó el objetivo de que haya un sendero descendente de la inflación a pesar de la escasez de divisas. El ministro le puso plazos a esa meta: la inflación de abril debería empezar con «3».


Cómo viene la dinámica inflacionaria

la información de que noviembre cerraría con una inflación por debajo de 6%. En la autoridad monetaria creen, incluso, que el IPC de este mes sería del 5,5%. 

Serían ocho décimas menos que en octubre, mes en que Massa no pudo demostrar que la dinámica inflacionaria se enfriaba, como él prometió: la inflación de septiembre había sido del 6,2%.

Petroleras adhieren a «precios justos»: habrá tope al aumento de los combustibles

La desaceleración mensual se vincula por el efecto de los últimos acuerdos de precios, sobre todo en los grandes supermercados. El programa «Precios Justos» promete mantener sin cambios los valores de 1.700 productos hasta fin de marzo. 

Lo más fuerte del acuerdo, sin embargo, pasa por si se cumplirá el compromiso de las grandes empresas fabricantes de alimentos, bebidas y artículos de limpieza e higiene, de ponerle un tope de 4% mensual al resto de los productos. A los que no entren en «Precios Justos». Unos 30.000 que se venden en las góndolas de los supermercados.


¿Se podrá cumplir el objetivo?

Sobre este punto clave, todavía no queda claro que las compañías puedan cumplir con el objetivo: básicamente porque Economía todavía no les aclaró sobre la cantidad de divisas a los que podrán acceder a la cotización oficial del dólar, unos $172 al último viernes. Contra los $330 que vale el contado con liquidación.

El otro ancla que empezó a funcionar es el efecto del enfriamiento económico. La menor demanda de los consumidores le estaría poniendo un límite a la inflación de distintos sectores que venían muy calientes, como la indumentaria y los restaurantes. Habrá que esperar a los números oficiales para constatar esta apreciación que funcionarios del gabinete económico hacen en «off the record».

Por Claudio Zlotnik

iProfesional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *