Las claves que seducen para cargar combustibles premium

Ya no son para los “obsesivos” del auto. Tampoco para clientes VIP. Las naftas y gasoil Ultra se consumen tanto en una boca de expendio agrícola de La Banda, en la tranquilidad de Santiago del Estero, como en pleno microcentro porteño.

Lo que empezó como una propuesta para rodados “vip”, terminó convirtiéndose enunhábito más de la clase media argentina.

Al punto que los prefieren hasta las motos con menor cilindrada del mercadoo viejos autos con carburador, todavía en circulación.

¿Los motivos? Perciben mayor rendimiento en el tanque y potencia en las ruedas.

Técnicamente, esto se explica a raízque las “versiones inteligentes”contienen un paquete de aditivos que reducen las pérdidas por fricción en la cámara de combustión, lo que mejora la eficiencia y brinda protección al motor.

Quiénes saben de esta “elección”, además de los automovilistas, son las estaciones de servicio, atentas por satisfacer las necesidades de los consumidores.

A raíz del creciente interés, reacomodaron las instalaciones y arquitectura de las playas de carga, ubicando los surtidores “Premium” como los más visibles y con mejor acceso desde las rutas y calles de ingreso.

También las destilerías de petróleo avanzan en esta dirección, no ajenas a las tendencias globales y locales.

Actualmente, todas las marcas realizan inversiones para tener el diésel y las naftas más selectas “en góndola”. En caso de faltantes de producción local, importan desde otras plazas.

Casualidad o no, esta migración de la demanda hacia el segmento de mayor cotización, se da en un contexto en que el parque automotor exigeproductos más limpios, eficientes y conbuena performance al andar.

La “ruptura” se dio primero en los países desarrollados. Pero poco después cruzó el atlántico, pisando tierra firme en nuestro país.

En esta materia, la Argentina es el mejor alumno de las especificaciones que plantean las Normas EURO, aquellas que rigen la calidad técnica y ambiental de los combustibles.

Lo barato sale caro

En la actualidad, aproximadamente un tercio del volumen que se despacha al público –según datos de la Secretaría de Energía de la Nación– son naftas y gasoil grado 3 o ULTRA.

Es una cifra que viene en aumento y sin techo, analiza Carlos Pinto, Gerente de la Cámara de Expendedores de Neuquén (CECNERN).

Es que, desde que llegaron, las entregas directas crecieron en forma constante, tanto que “en algunos locales la venta de ultra supera a la nafta súper”. Esto se da en bocas del centro y del interior.

El termómetro de “conocer al cliente”, a través de charlas esporádicas durante la carga completa del tanque, permite a Pinto aseverar una primera conclusión sobre el proceso de cambio.

A decir verdad, es más sencilla de lo que parece: “la Premium tiene buena relación precio-calidad”.

Con información de primera mano, el operador describe el interés en los surtidores: “La persona que hace un análisis más minucioso nota que el consumo es menor que en la variedad común”.

Así justifica que la diferencia de valor en las pizarras termina siendo conveniente para los automovilistas.

“Cuándo hacen la evaluación económica de llenar el tanque se dan cuenta que no afecta al bolsillo porque rinden más”, sostiene.

Incluso el empresario cuenta que, ante la falta de efectivo en la billetera “mucha gente antes de cambiar a la nafta súper ha preferido utilizar otros medios de pago” para seguir adquiriendo la de mayor pureza.

Hace referencia a la expansión de las tarjetas de crédito, impulsadas también por las promociones de los bancos y las agresivas campañas de las petroleras.

Por indicación de los “coach”, lo primero que aprende el playero en sus primeros días de formación laboral es a ofrecer la nafta de 98 octanos, por cierto, la más rentable en la cadena de valor.

Energía positiva

Desde el punto de vista químico, José Luis Durán, Gerente de Servicio Técnico de YPF, encuentra varios factores que concluyen en unrendimiento superior del vehículo.

“Cuando nos propusimos diseñar Infinia (nafta Premium de YPF) trabajamos tres conceptos básicos: un motor como nuevo, obtener la máxima potencia, y el cuidado del motor; enumera tres bondades.

Los combustibles se elaboran en las refinerías y desde sus plantas de despacho, ya salen formulados para brindar la máxima eficiencia, performance y protección al motor.

¿Se percibe al volante? Durán deja entrever una respuesta científica “cuánto más limpio el sistema de inyección y menos razonamiento en el cilindro, más energía libera el combustible.”

Esa es una de las”claves” que sienten “los fierreros” al presionar el acelerador.

Seguridad al bolsillo

Los manuales de uso de cualquier cero kilómetro que sale a la calle explicitan la exigencia de abastecerse con naftas o diésel de calidad grado 3.

No es un tema menor, dado que las concesionarias solo aplican las garantías por desperfectos mecánicos cuándo se cumpla este requisito.

Los “profesionales” de los fabricantes también hacen evaluaciones en laboratorios para precisar las sustancias utilizadas por el conductor.

Y de cara al futuro, todo indica que esta condición será aún más firme.

Así lo explica Pinto: “Los autos modernos tienen sensores en los motores que si detectan un producto de menor calidad directamente no funcionan”.

Lo mismo ocurre con los camiones. De hecho, por disposición de la Secretaría de Ambiente, las nuevas unidades deben insumir el diésel con menor cantidad de partículas contaminantes, solo para respetar el cumplimiento de las Normas EURO V.

Similar es el caso para la maquinaria agrícola. Las marcas recomiendan los últimos lanzamientos disponibles por los canales mayoristas de las petroleras.

Producción en aumento

El Secretario de Energía, Javier Iguacel, encabezó esta semana la primera jornada de reuniones con empresarios y funcionarios de Estados Unidos interesados en las oportunidades que ofrece Vaca Muerta.

En ese marco, el funcionario aprovechó para plasmar uno de los objetivos de su gestión para con la industria: duplicar la producción de combustible y gas natural en apenas cinco años.

Para alcanzar este objetivo, el presidente de la Agencia de Inversiones de Neuquén (ADI-NQN), José Brillo, planteó la urgencia de estimular obras en el área del Downstream (refinación y comercialización).

“Hace cuatro décadas que no se construyen destilerías en Argentina; solo se están haciendo ampliaciones de las existentes”, advirtió.

Es que, para poder elaborar versiones ultra a partir de los hidrocarburos no convencionales de Vaca Muerta, aclara que habrá que realizar obras de acondicionamiento en las plantas.

“Se pueden elaborar en base al shale, pero es más complejo”, sostuvo.

El ambiente, otro tema central

Desde hace años, a través de normativas y exigencias, los gobiernos nacionales y provinciales plantean medidas para reducir la contaminación que sale por los caños de escape.

Las variedades Premium colaboran en este sentido, reconoce Brillo, conocedor del tema, por su pasado como diputado de la Nación.

Años atrás, mientras era legislador empujó un proyecto de ley para regular cadena de valor de combustibles, apoyado por las cámaras empresarias del rubro.

“Es necesario tener menos emisiones de gases de efecto invernadero en origen”, insistió.

Radiografía del mercado

Un informe de la Confederación de Entidades del Comercio de los Hidrocarburos (CECHA) revela que en julio el market share de YPF creció un punto porcentual respecto a lo sucedido en el mismo mes de 2017.

Esta estadística –última publicada por la Secretaría de Energía– señala que la petrolera estatal trepó de 55,19% a 56,17% por ciento.

En el mismo período, Shell bajó de 20,36 a 19.94%; AXION creció al 13,36 y Trafigura marcó un aumento al pasar a 4,75.

Refinor mantuvo su 2% y DAPSA alcanzó una participación de 3,63%.

Porciones “Premium”

De acuerdo al informe de CECHA, las naftas y gasoil grado 3 en el mes de julio representaron en conjunto el 33% de los despachos en las bocas de expendio, es decir, un tercio de la torta global.

¿Hasta qué punto podrán crecer? Por el momento, todas las banderas hacen ambiciosas apuestas y es en este segmento donde enfocan sus estrategias comerciales.

En pleno 2018, uno de cada tres vehículos que circulan en el país ya utilizan estas variedades de mayor potencia y pureza.

iProfesional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *