La UBA administrará una estación de servicio frente a River

Más vinculación peatonal entre Núñez y la Ciudad Universitaria, dos edificios nuevos para investigación científica en el Parque de Innovación, reubicación administrativa del rectorado y una estación de servicio para financiar becas para estudiantes e infraestructura forman parte del acuerdo alcanzado ayer entre la Universidad de Buenos Aires (UBA) y el gobierno porteño.

Toda la zona cercana al estadio de River Plate cambiará su fisonomía en los próximos dos años. Una de las obras que, estiman en la Ciudad, estarán listas primero será el ensanchamiento del Puente Labruna con un sector central que permitirá la circulación a pie y en bicicleta de más de 25.000 personas, entre estudiantes y docentes que concurren a la denominada Ciudad Universitaria de la Costanera Norte.

Quizá la novedad más llamativa del acuerdo sea la aprobación de la instalación de una estación de servicio y de un sector gastronómico en terreno del “rulo” por el que se accede al Puente Labruna. Ese espacio pertenece a la UBA, pero requería el permiso de uso para ese fin comercial de la Ciudad y de Autopistas Urbanas SA.

“La UBA ya administra playas de estacionamiento en otros lugares de la ciudad, intentaremos explotar cartelería en la avenida Lugones, y la estación de servicio que concesionaremos nos permitirá destinar fondos para infraestructura y para 2000 becas para estudiantes”, sostuvo Alberto Barbieri, rector de la UBA, al referirse al proyecto urbanístico que, se estima, estará listo para fines de 2021.

En predios de Ciudad Universitaria, donde se está equipando el edificio Cero+Infinito, de 17.600 metros cuadrados, se levantará una nueva sede del rectorado que ocupará 3000 metros cuadrados. En el Parque de Innovación que ocupará las tierras del Tiro Federal, en tanto, 5000 metros cuadrados para laboratorios y centros de investigación científica serán financiados por la Ciudad y otros 10.000 metros cuadrados serán solventados por la universidad, con el 40% de lo que obtenga por el canon de la estación de servicio.

Por María Elena Polack
La Nación

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *