Formosa apuesta por el bioetanol

La provincia norteña apuesta a futuro por la producción de caña de azúcar y al funcionamiento de una planta de etanol a partir del acueducto.

La Argentina produce bioetanol en 18 plantas que tienen la posibilidad de hacer ese proceso. Trece fábricas son ingenios azucareros ubicados en el noroeste del país, mientras las otras cinco operan a partir del cereal y se ubican en la región de la Pampa húmeda.

La industria del bioetanol es muy joven en el país, las azucareras comenzaron a fabricar este insumo renovable hace 13 años recién en 2009, por su parte, las de maíz iniciaron tres años más tarde, alrededor del 2012. 

En ese contexto, el progreso del bioetanol actual parece indicar que hay perspectiva de crecimiento, por lo que en la provincia de Formosa se proyecta construir una planta para producirla desde la siembra de caña de azúcar.

La misma se sumará a las plantas de biomasa instaladas en Formosa, destinadas a la generación de energía térmica y eléctrica.


¿Qué es el bioetanol y cómo se produce? 

El bioetanol es el derivado de la biomasa y se utiliza como combustible en los motores de nafta. Constituye una herramienta para agregar valor a la producción primaria, generar empleo y desarrollo en la ruralidad. 

Según explican desde el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), el bioetanol es el producto de la fermentación de los azúcares realizada por levaduras, seguida de una posterior destilación. Si bien desde la antigüedad su aplicación principal ha sido para producir bebidas alcohólicas, en el último tiempo se lo utiliza en gran escala para producir combustible que, puro o en mezclas, sustituye a la nafta en motores de combustión interna.

El bioetanol es posible obtenerlo a partir de tejidos vegetales con sustancias con alto contenido de sacarosa: azúcar de caña, remolacha, melazas, sorgos dulces, etc, o sustancias con alto contenido de almidón: maíz, batata, mandioca, también a través de sustancias con alto contenido de celulosa como la madera, rastrojos, pasturas, etc.


Las diferencias entre el biodiesel y el bioetanol

Los biocombustibles son todos aquellos combustibles líquidos o gaseosos que derivan, de una forma u otra, de biomasa vegetal. 

En la actualidad, los dos principales combustibles de origen vegetal son el biodiésel y el bioetanol. Mientras el primero se usa habitualmente como aditivo para el diésel de origen fósil, el segundo se utiliza como complemento para la gasolina.


La apuesta de Formosa 

La provincia de Formosa viene apostando fuertemente en la ciencia y la tecnología como herramienta fundamental para generar desarrollo en el norte argentino, por lo cual, viene apostando al sector nuclear como un eje de esa estrategia.

En ese sentido, según explicó el Secretario de Ciencia y Tecnología, Julio Aráoz las líneas de desarrollo tecnológico que impulsan en Formosa, además de la pronta puesta en marcha del primer Centro de Medicina Nuclear, existe actualmente un eje planificado con los biocombustibles. 

El Gobierno de Formosa proyecta construir una planta de bioetanol en el centro oeste.

El objetivo puntual de Formosa es el proyecto de construcción del acueducto Río Paraguay-Ingeniero Juárez de 500 kilómetros de longitud para garantizar la provisión de agua dulce para 60.000 habitantes y regar un polo productivo que incluye, entre otras cosas, la construcción de una fábrica de bioetanol para lo cual se utilizará caña de azúcar como materia prima.

NEAHOY

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *