Expendedores afirman que el desfasaje respecto al precio internacional ronda el 25%

Así lo confirmó Alberto Boz, presidente de la Federación Argentina de Expendedoras de Nafta del Interior

Luego de que varias estaciones de servicio oficialicen el aumento de 4% en el precio de todos sus productos, Alberto Boz, presidente de la Federación Argentina de Expendedoras de Nafta del Interior (FAENI), afirmó que el atraso de las tarifas respecto al precio internacional todavía ronda el 25%.

A medida que las surtidoras van actualizando sus pizarras, Boz explicó en CNN Radio Rosario: “Esto estaba concertado con el ministro (Sergio) Massa. Los aumentos de diciembre, enero y febrero son del 4%, mientras que se espera un 3,8% más en marzo”. En cuanto a la necesidad de establecer un acuerdo, indicó que “hay una delgada puja entre las petroleras”, puesto que “ninguna quiere dejar de vender, pero tampoco tienen capacidad para tomar una mayor porción del mercado”.

Con respecto a los montos acordados para los aumentos, el presidente de FAENI aseveró: “Me hubiese gustado un valor que esté más emparentado con el precio del crudo, del biodiésel, del bioetanol y del dólar oficial, y no ligado a un porcentaje que lo único que busca es poner un freno al número inflacionario mensual. No atiende a la necesidad del sector”.

Según subrayó, los CEOs de las petroleras denuncian un desfasaje de entre el 22 y el 25% con respecto al precio internacional. Por otro lado, reconoció que “hace un año y medio que se aumenta la carga impositiva, lo cual debería haberse hecho trimestralmente”.

En cuanto a las consecuencias de la brecha de precios, argumentó: “A nadie le gusta pagar más por las cosas, pero de alguna u otra manera lo estamos pagando. Lo hace el que consume combustible y también el que paga impuestos que se destinan a subsidiar el precio”.

En el marco de este conflicto todavía se espera por una resolución con respecto a los cobros con tarjetas de crédito. “El estacionero no puede esperar quince días para que las tarjetas paguen. Hoy, prepagamos el combustible para que la petrolera lo mande y luego tenemos esa demora. No tenemos espalda financiera para soportar tanto capital en la calle”, comentó. Luego, explicó: “La justicia de Santa Fe nos dio la razón sobre la posición predominante de las tarjetas de crédito sobre la actividad y estableció un tope de 0,5% de comisión y tres días de plazo de cobro. Luego ese fallo fue apelado y ahora queremos que los legisladores nos den el aval para no tener que perjudicar a la gente que requiere de este medio de pago”.

Finalmente, se refirió a la importancia que Vaca Muerta podría tener en la cuestión: “Son cosas increíbles que pasan en Argentina. Lo que pido como empresario y ciudadano es que hagamos una política de Estado. Tenemos la segunda reserva de gas no convencional más grande del mundo, pero mal utilizada. Si la pusiéramos a producir, podríamos tener un precio interno diferente al internacional porque tendríamos superproducción, pero en estas condiciones todos estamos pagando el desfasaje”.

on24

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *