Estacioneros piden restablecer el programa ATP de asistencia estatal

Desde la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos de Argentina afirmaron que la suba de precios de los combustibles no compensa el avance de la inflación y la disparada del petróleo. Piden que se restablezca el programa ATP de asistencia estatal.

La entidad propone que por un lado el Estado determine condiciones tributarias para las petroleras que les permita mejorar el margen de rentabilidad para con las estaciones y por otro lado, el restablecimiento del programa de asistencia estatal para pagar salarios REPRO o ATP para el sector, “con el objetivo de sostener las fuentes trabajo hoy en peligro de subsistencia”

Si bien desde las 0 horas de este lunes los combustibles registran un aumento promedio de hasta 11,5% en las principales estaciones de servicio de todo el país, desde la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos de Argentina (CECHA), la cual representa a más de 4.800 empresas del sector, advirtieron que la situación sigue siendo crítica y pidieron asistencia al Gobierno.

Pese al incremento, la situación de las estaciones de servicio es dramática y necesitamos sentarnos con el Gobierno y las petroleras a buscar una solución real y sostenible para revertirla, de ello depende la subsistencia de la mitad de las estaciones de todo el país”, aseguró Gabriel Bornorini, el presidente de CECHA, la institución gremial empresarial que integra a las Federaciones, Asociaciones y Cámaras de Expendedores de Combustibles y que a su vez se asocian a las estaciones de servicio del país.

Desde la entidad remarcaron que el incremento del precio de los combustibles dispuesto por las petroleras es el segundo aumento desde mayo de 2021 y es en consecuencia de la disparada del valor internacional del petróleo por la guerra entre Ucrania y Rusia. “Era algo esperable porque el barril de petróleo tuvo un incremento del 50 por ciento. Era insostenible que con esos valores en la Argentina continuáramos teniendo el precio más barato del mundo”, planteó el dirigente.

En ese marco, desde CECHA consideraron que este aumento no cambia sustancialmente la situación de las estaciones de servicio que se encuentran en estado crítico. “El 50% de las estaciones de servicio está en situación límite, lo que pone en jaque el futuro de 30 mil trabajadores y sus familias”, aseguraron desde la organización.

Asimismo, destacaron que los costos operativos se han ido incrementando al ritmo de la inflación y añadieron que incluso en el caso de los salarios, los ajustes paritarios 2021/22 la han superado. “La inflación interanual es de 50,7% y el incremento de los combustibles a la fecha es de 21,6%. A eso se sumó que estuvimos con los precios contenidos durante nueve meses y la implementación de cupos para la venta. Todos son golpes duros para el sector”, detalló el Bornorini a la hora de explicar los factores.

Para el dirigente, si la situación continúa de esta manera será difícil de remontar, “especialmente para aquellas estaciones cuyos volúmenes no superen el punto de equilibrio de los 315.000 litros/mes que hoy operativamente se requiere para funcionar”.

Necesitamos que se tomen medidas que nos den respiro para sostener las pymes en pie y las fuentes de trabajo”, alertó el dirigente. La Federación reclamó la intervención del Gobierno para avanzar en un acuerdo entre las empresas petroleras, el Estado y las estaciones de servicio.

Desde CECHA remarcaron que el incremento del precio de los combustibles dispuesto por las petroleras es el segundo aumento desde mayo de 2021 y es en consecuencia de la disparada del valor internacional del petróleo por la guerra entre Ucrania y Rusia ARCHVO NA-DAMIAN DOPACIO

La entidad propone que por un lado el Estado determine condiciones tributarias para las petroleras que les permita mejorar el margen de rentabilidad para con las estaciones y por otro lado, el restablecimiento del programa de asistencia estatal para pagar salarios REPRO o ATP para el sector, “con el objetivo de sostener las fuentes trabajo hoy en peligro de subsistencia”.

Cabe recordar que la petrolera Shell aumentó el lunes sus combustibles entre el 10% y el 15% y se sumó a YPF en los ajustes a sus productos, en un contexto de suba del precio internacional del petróleo a raíz de la invasión de Rusia en Ucrania.

En tanto, fuentes de la compañía Raizen, licenciataria de Shell en la Argentina, informaron a Télam que los nuevos valores por litro en la ciudad de Buenos Aires pasaron a ser de $134,70 en la V-Power; $111,90 en la Súper; $130,80 en la V-Power Diesel y $107,80 en la Fórmula Diesel.

Los precios pueden variar en el resto del país, debido a diferencias en el componente impositivo. Por su parte, desde Axion indicaron que aún no resolvieron ajustes pero que se encuentran “analizando los movimientos de precios de YPF”, principal referencia del mercado de combustibles, por representar cerca del 55% de la comercialización total.

Al respecto, YPF anunció minutos antes de la medianoche del domingo aumentos a partir de ayer del 9,5% promedio el precio de sus combustibles básicos y 11,5% promedio en los premium, en lo que constituyó el segundo incremento dispuesto en el año.

Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.