En 2018 subieron más del 50 por ciento las conversiones a GNC

En el 2018, producto de la suba de los precios , muchos consumidores asumieron nuevas estrategias para cuidar el bolsillo. Una de ellas fue la reconversión de autos a gas natural comprimido (GNC), que registró una suba del 51,6% en comparación con las cifras de 2017.

Según datos del Ente Regulador del Gas (Enargas), el año pasado se reconvirtieron 141.767 vehículos, contra los 93.469 que se observaron en 2017. En total, actualmente hay 1.652.939 unidades habilitadas que usan GNC.

¿Por qué los usuarios eligen el GNC? “Por el precio”, dicen los distintos referentes del sector. Según la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos (Cecha), la cantidad de conversiones a GNC comenzó a subir en el segundo semestre del 2017 y se acentuó en 2018, principalmente por los costos más accesibles que ostenta esta opción, sobre todo después de las subas que percibieron las naftas durante el año.

“Esta no es la etapa de mayor crecimiento, pero sí en relación a 2017 y 2016, porque fue el momento en el que se dispararon las tarifas. La gente empezó a tomar conciencia de que el GNC es el combustible alternativo también por factores ambientales”, dijo el vicepresidente de la Cámara de Expendedores de GNC, Pedro González.

Según las estimaciones de las distintas cámaras, en Capital y Gran Buenos Aires el metro cúbico de GNC tiene un costo aproximado de $16, mientras que a nivel nacional el promedio asciende a $20.

El metro cúbico de GNC tiene un rendimiento equivalente a 1,138 litros de nafta súper. Un tanque de GNC promedio tiene una capacidad aproximada de 13 metros cúbicos.

En este sentido, llenar el tanque en Capital Federal cuesta un promedio de $200, que generan un rendimiento de 160 a 180 kilómetros según el uso. Sin embargo, hay que tener en cuenta el costo de la instalación de los equipos para que un vehículo pueda funcionar con GNC.

“Históricamente un equipo de 5° generación ha salido alrededor de 1000 dólares. Los tanques hoy están alrededor de $38.000”, explicó González, quien agregó: “El usuario intensivo -como taxis o remises- no tienen mucho que pensar, porque la diferencia de plata es grande”. Según consideró, hay un ahorro de $2 por kilómetro en comparación con la nafta. Es decir, cada $100 de GNC, se gasta $300 para la nafta.

Por Julia D’Arrisso
La Nación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *