Grupo chino estudia instalar una fábrica de autos eléctricos en Santa Fe

La empresa asiática Chery analiza la posibilidad de construir una planta en Santa Fe que abastecerá al mercado local y toda América latina

El fabricante chino de vehículos Chery reveló que estudia un proyecto de radicación de una planta de vehículos eléctricos en Argentina para abastecer al mercado local y regional, a partir del impulso que el Gobierno busca darle al sector mediante un régimen de incentivo a la movilidad sustentable.

Así informaron a Télam fuentes vinculadas con la empresa en el marco de la visita que el presidente Alberto Fernández realizará a China, el 4, 5 y 6 de febrero, con una agenda de la que se destaca la reunión con su par Xi Jinping.

En ese sentido, se señaló que en ocasión de la visita presidencial se realizará una serie de anuncios de inversión, desarrollo y cooperación bilaterales, entre los que podría sumarse la instalación de una planta de fabricación de vehículos eléctricos en Santa Fe.

Los voceros de la empresa señalaron que esta posibilidad se analiza «en el marco del desarrollo industrial que Chery Socma Argentina viene analizando, junto a Chery internacional, y con el impulso del Proyecto de Movilidad Sustentable promovido por el Gobierno en el Congreso».

Por ello, «se está estudiando un proyecto de radicación de planta de vehículos eléctricos en el país para abastecer al mercado local y exportar a Latinoamérica«, se aseguró.

«Creemos que las energías renovables y limpias son el futuro, no sólo en la industria automotriz, sino en la sociedad en general. En este camino, que desde ya será largo, queremos ser actores protagónicos del cambio», explicaron desde la compañía.


Movilidad 

El Gobierno nacional aspira a lograr en las sesiones extraordinarias del Congreso el tratamiento del proyecto de Ley de Promoción de la Movilidad Sustentable, que prevé generar en los próximos 10 años inversiones por USD8.300 millones y crear más de 21.000 puestos de trabajo.

El proyecto hace hincapié en el desarrollo de la cadena del litio y la fabricación de baterías, por lo que «el impacto excedería incluso a la industria automotriz», ya que en el sector minero, por ejemplo, hay iniciativas por miles de millones de dólares asociados a la extracción de este mineral y del cobre.

El régimen que se creará será temporal y ofrecerá beneficios (decrecientes en el tiempo) durante 20 años, y prevé la promoción de partes y conjuntos.

De aprobarse, a partir de 2041 no podrán venderse más vehículos de combustión interna en todo el territorio nacional, y la nueva ley obligaría también al Estado nacional a respetar cuotas de eléctricos en la reposición de la flota oficial y en el recambio de la flota de autotransporte de pasajeros.

BAE Negocios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.