El Gobierno postergó suba de combustibles para el mes próximo

El Ejecutivo publicó una resolución en el Boletín Oficial que mantiene sin cambios el precio de la nafta y el gasoil hasta el 31 de marzo

El gobierno nacional postergó este domingo hasta el 31 de marzo inclusive la actualización de impuestos para combustible líquidos, según el decreto 196/2020 publicado en el Boletín Oficial.

El Poder Ejecutivo ya postergó el aumento en la alícuota en enero y en febrero, por lo que dicho incremento no impactará en el precio de los combustibles.
Por lo tanto, a partir del decreto publicado hoy el aumento en los impuestos que afectan a los combustibles líquidos se postergó hasta el 1 de abril de este año.

“Resulta oportuno, en esta instancia, disponer un nuevo diferimiento de los incrementos en los montos del impuesto sobre los combustibles líquidos que han sido prorrogados por los Decretos 103/19 y 118/20, y diferir también los incrementos en los montos del referido impuesto derivados de la actualización correspondiente al cuarto trimestre de 2019”, indicó el nuevo decreto.

El decreto 118/2020 firmado por la actual administración había dispuesto que “el incremento en cuestión tendría efectos en su totalidad para los hechos imponibles que se perfeccionen desde el 1° de marzo de 2020, inclusive, y que a partir de la misma fecha también aplicaría el incremento en los montos del impuesto sobre los combustibles líquidos derivado de la actualización correspondiente al tercer trimestre de 2019”.

Asimismo, entre los considerandos se estableció “que las medidas instrumentadas a través de los Decretos 103/19 y 118/20 (los cuales postergaban la actualización) han obedecido a la necesidad de brindar una respuesta inmediata frente a las actuales circunstancias coyunturales y de estabilizar los precios de los combustibles comprendidos en su alcance”.

La reforma tributaria dispuso una indexación trimestral del impuesto a los combustibles líquidos, cuyo cargo se traslada directamente a los surtidores. Pero el año pasado, el gobierno de Mauricio Macri fue difiriendo la actualización del tributo. Al asumir la Presidencia, Fernández repitió la estrategia y a fin de año postergó el incremento para el 1 de marzo.

De esta forma, el impuesto debería subir 3,17 pesos por litro de nafta y $2,08 por litro de gasoil, lo que redundaría en incrementos de 6% y 4,2%, respectivamente.

Además, Fernández evitó que YPF subiera el precio de la nafta en diciembre, por lo que se congelaron los precios de plaza ya que la estatal lidera el 60% del mercado. Las petroleras esperaban este incremento para que la suba también permita recomponer levemente sus márgenes de ganancias.

El último incremento se produjo el 1º de diciembre, que dejó a la nafta súper en $53,34 y la premium por encima de los los 61 pesos en las estaciones YPF porteñas.

iProfesional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *