El auto eléctrico argentino debuta en las calles como patrullero

Al Sero Electric lo fabrican en Morón y el Municipio acaba de incorporar dos unidades para Seguridad. Cómo son, velocidad y para qué los usarán.

Sero Electric, la fábrica argentina de autos eléctricos que funciona en Castelar, anunció en noviembre de 2022 que lanzaba una nueva versión de su vehículo ecológico más grande, para cuatro pasajeros, y que aspiraba a instalarla en el mercado para taxi o remís urbano, como modo de ir conquistando poco a poco las calles.

Pero nada de eso: el primero de sus modelos que circulará por el espacio público es el original, de solo dos plazas, y con otra función: será patrullero municipal de vigilancia.

En estos días se supo que el municipio de Morón, al que pertenece la localidad donde está la automotriz pionera en autos sustentables, incorporó dos unidades a la flota de Seguridad Ciudadana, el cuerpo que hace tareas de vigilancia y apoyo a la policía en los barrios.

El argumento principal de la decisión no tiene que ver con la seguridad en sí, sino con el medio ambiente: al tener motor totalmente eléctrico, se trata de vehículos ecológicos.


Cómo son los Sero Electric patrulleros

Según se detalló, los dos autos adquiridos por el Municipio son de dos plazas, iguales a los que hasta ahora la empresa suele fabricar para empresas de seguridad, aeropuertos, hoteles y grandes fábricas. El encargo estatal es toda una novedad, y además inédito en el Conurbano bonaerense.

Además, el tipo de tarea que harán, es de apoyo al Centro de Monitoreo de cámaras, patrullando y enviando alertas ante una emergencia, e interviniendo en situaciones que no involucren, por ejemplo, una persecución en vehículos.

Los autos que incorporó la Comuna a su flota de control ciudadano llegaron desde el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación.

«Trabajamos día a día en la prevención y concientización vehicular, sumando herramientas amigables con el ambiente», aseguraron desde esa misma área de la Comuna sobre la decisión de incorporar los Sero Electric.


Dónde los van a usar

Desde que fueron homologados para circular por la vía pública, en 2019, los Sero Electric pueden andar sólo por calles y avenidas, ya que no están adaptados para rutas o autopistas. La velocidad máxima permitida que pueden alcanzar es de 50 kilómetros por hora.

Según trascendió. el municipio de Morón los destinará al patrullaje en el centro de Morón, uno de los polos comerciales más grandes y concurridos del Oeste del Gran Buenos Aires, donde el tránsito es intenso, hay calles peatonales, y no se precisan altas velocidades.

Estos vehículos tienen un motor eléctrico de 5,6 caballos de potencia, que se enchufa a una toma de 220 voltios convencional, como si fuera un celular. Completar la carga requieren entre cuatro y cinco horas. Y el auto queda listo para andar.

Entre los principales beneficios que ofrecen los Sero, se destaca que con una carga completa, a un costo de electricidad apenas superior a los 100 pesos, se hacen 100 kilómetros. Es decir: la electricidad resulta en este caso mucho más económica que cualquier otro combustible.

El Sero Electric sumó cuatro puertas para poder adaptarse a las nuevas necesidades del servicio de patrulla.

Además, en estos autos eléctricos no hay costo de lubricantes, aceites ni filtros.​ Tienen caja automática con marcha adelante, marcha atrás y punto muerto, para un fácil manejo. Su faros y luces internas son LED en su totalidad, para optimizar el consumo de energía.

El precio de mercado de estos autos para compradores particulares de de u$s20.000, tanto para los que tienen baterías de litio como los que usan baterías con plomo, las dos posibilidades que ofrece el modelo.


La versión para taxi

La empresa que tiene su planta en el Parque Industrial que se ubica dentro de la Base Aérea de Morón, en el lado sur de Castelar, lanzó a fines de noviembre una versión cuatro plazas de su marca. La pensaron para uso en turismo y aeropuertos -en lugares internos-, pero adelantaron que a futuro podría servir como taxi o remís urbano en las calles.

Se trata del cuarto vehículo homologado de Sero Electric, que tiene su planta en el Oeste desde 2018. Como las anteriores versiones, se enchufa a 220v y funciona totalmente a electricidad. Los tiempos de carga y autonomía son iguales a los de los modelos que adquirió el municipio de Morón.

Para poder trasladar a más cantidad de personas (el conductor y otros tres pasajeros) y mayor peso, el nuevo modelo incorporó un motor más potente y una batería que garantiza la autonomía de los Sero Electric anteriores e incluso superior.

«Teníamos empresas que nos estaban pidiendo este modelo para poderse movilizar internamente, o para aeropuertos y hotelería. Esta nueva versión de cuatro plazas en un futuro vamos a tratar de insertarla en el negocio de los taxis porque creemos que pueden funcionar en la ciudad», anticipó Pablo Naya, presidente de la compañía.

La idea de fabricar autos eléctricos en el país se gestó en 2011, cuando Pablo Naya trajo unidades con ese tipo de motor desde Italia, tras un convenio con una empresa europea para desarrollar la matricería en Argentina con algunas modificaciones acordes a los gustos locales.

El auto eléctrico se fabrica en la provincia de Buenos Aires y comenzará a exportarse.

Como no había otras fábricas de este tipo en el país, la familia Naya tuvo que luchar durante tres años hasta conseguir una ley que permitiera el uso de estos vehículos y luego más de un año hasta conseguir la homologación.

Así fue como la empresa Sero Electric comenzó a trabajar en su fábrica de Castelar en 2018 y en 2019 fue la primera del país en homologar un vehículo eléctricobajo la categoría L6, que corresponde a un moto vehículo de cuatro ruedas que no supera los 50 km/hora, con circulación restringida a la ciudad.

Hoy cuenta con cuatro modelos disponibles: Sero Electric Sedán, Cargo Alto, Furgón y Cargo bajo largo.


Los planes para modernizar el Sero Electric

El Sero Electric se fabrica 100% en Argentina y están empezando a exportar piezas a EE.UU y Brasil, para que sea ensamblado y vendido también allá.

La pandemia golpeó a la empresa de Castelar, que dejó de fabricar unidades hasta fines de 2021. «Estuvimos prácticamente parados porque no existía la demanda y nosotros trabajamos por pedido, no a gran escala. Las empresas no estaban en condiciones de invertir en movilidad», explicó Naya.

Hoy, los planes a futuro incluyen un restyling para modernizar la estética de todos sus modelos actuales con carrocería nueva y, además, adelantan que se podrían realizar cargas rápidas de batería lo que sería elemental si se piensa en el uso de estos autos como taxi.

Además, está planeando expandirse a otros países, donde el mercado de autos eléctricos está mucho más desarrollado. «Con un socio brasileño, vamos a ensamblar nuestros autos en Brasil,l calculamos que el año que viene, y también enviaremos las piezas para que sean ensamblados en una empresa de Estados Unidos», contó Naya en noviembre de 2022, cuando fue la presentación del Sero Electric de cuatro plazas.

iProfesional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *