Cómo impacta el barril a 130 dólares en los desarrollos de Vaca Muerta

El precio del barril de petróleo Brent, de referencia en el país, arrancó la semana cerca de una marca histórica. El precio del barril de Brent aumentó un 58,7% desde que comenzó el año.

La falta de oferta a nivel mundial y principalmente la invasión de Rusia a Ucrania son dos de los factores que impulsaron el precio del barril de petróleo Brent, que es referencia en el país, un 58,7% desde que comenzó el año. En este contexto internacional los desarrollos de Vaca Muerta continúan la tendencia alcista en términos de producción, pero no se espera un sobresalto por el escenario mundial actual.

El lunes arrancó con un barril Brent para las compras de mayo en el orden de los 129 dólares, un valor que quedó muy cerca del récord histórico de 147 dólares que se alcanzó en 2008. Varias compañías con activos en Vaca Muerta fueron consultadas acerca de cuál es el efecto que tiene el escenario macro en los desarrollos de shale y qué es lo que se puede esperar en el corto y mediano plazo.

La primera diferencia que hay que marcar antes de entrar en cualquier análisis es que por más que el precio del crudo a nivel internacional cotice cerca de los 130 dólares, a nivel local está prácticamente congelado y las refinerías lo pagan en el orden de los 55 – 57 dólares. Es decir que actualmente afuera se paga el doble.

Es una muy buena oportunidad que claramente no podemos aprovechar en todo su potencial porque nuestra capacidad de transporte está al máximo. Y el diferencial de precios que nos ayuda contener el efecto que tendría esa inflación en dólares, por otro lado, es perjudicial porque aleja proyectos de inversión del país”, resumieron desde una petrolera con proyectos en la formación.


Producción y actividad

En términos productivos no se espera que tenga un impacto sustancial en los yacimientos de Vaca Muerta y la principal razón es la escasa capacidad de transporte disponible que hay actualmente en la Cuenca Neuquina. Si existiese plena disponibilidad de caños, la mayoría de las empresas sumarían equipos de perforación y acelerarán los trabajos de completación de pozos con el objetivo de exportar.

“El problema es que no hay caños. Hay en marcha una obra de ampliación por parte de Oldelval, pero es un impacto que no cambia las reglas de juego y es un impacto que está descontado en los planes de incrementos productivos de las principales empresas para este año”, expresaron desde una petrolera de Vaca Muerta.

Esto significa que las únicas empresas que pueden sacar alguna ganancia del escenario mundial actual son las que exportan. Pueden sacar un beneficio extra por los volúmenes que ya metían y tenían proyectado inyectar al mercado, pero difícilmente eso se traduzcan en mayor actividad y un desarrollo más acelerado del ya anunciado.

“Hoy podés sacar más ganancia vendiendo el mismo petróleo afuera del que vendías hace tres meses, sin embargo, hoy no podés traducir ese extra en más actividad porque acercarías en el tiempo los cuellos de botella”, sumaron desde otra empresa.  


Combustibles

“Hoy tener un precio diferencial es un castigo por un lado, y un beneficio por otro: por qué una empresa va a venir a invertir a Argentina si cobrar la mitad de lo que podría vender en otro lado del mundo. Y, por otro, nos salva de un fenómeno de alta volatilidad externa que no podés controlar y que llevaría a la nafta por encima de los 250 pesos el litro”, indicaron desde una compañía.

En general desde las empresas señalan que la disparidad de precios siempre es un problema en términos de inversiones, y mientras más amplia sea la brecha es peor. Sin embargo -aseguran- la situación actual es tan volátil y gravosa para las economías mundiales que genera inflación hasta en dólares.


Un escenario que nadie quiere

Por la tendencia hacia arriba del precio internacional del petróleo, varios países del mundo sufrieron fuertes aumentos en el valor de los combustibles. Un ejemplo es Estados Unidos que desde 2008 no tenía la nafta en promedio a 4 dólares el galón (3,79 litros) con localidades donde llegó a casi 6 dólares el galón.

El precio del West Texas Intermediate (WTI), referencia para ese país, arrancó el lunes con una cotización de 122 dólares el barril, pese a que desde enero el país comenzó a liberar millones de barriles desde la Reserva Estratégica de Petróleo como alternativa para frenar los aumentos.

Actualmente el Congreso de ese país analiza la posibilidad de vetar completamente el petróleo de Rusia y reemplazarlo con otras alternativas y vendedores. Aún no hay una definición tomada, pero de realizarse podría llevar el precio del barril a precios inéditos.

Por Matías del Pozzi

Río Negro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.