BMW confirma inversiones para la Argentina

La industria automotriz no atraviesa su mejor momento. Las ventas cayeron 47,5% en el primer bimestre y se espera que lleguen a fin de año con apenas 600.000 unidades vendidas frente a las 802.000 de 2018.

Para el segmento de alta gama este escenario es aún más complejo. A la caída en patentamientos (que es de 60%), deben sumar un dólar que se incrementó un 100% en menos de 12 meses y un market share muy chico: mientras que en la Argentina solo el 1,5% de los autos que se venden son premium, en el resto de la región van del 3 al 6 por ciento.

En este contexto, BMW Group, dueña de las marcas BMW, MINI y Motorrad, lanzó en el país los nuevos MINI totalmente renovados, tanto en las versiones de 3 y 5 puertas como el convertible. Además, aprovechó para reunir a sus directivos y contar los planes hacia delante.

La región, clave para la marca

El escenario crítico no puso trabas a los alemanes y BMW Group tiene proyectos alentadores para el corto plazo.

Sucede que, tanto la Argentina como los 28 países que conforman la región, son de gran importancia para la compañía, considerados algunos de los mercados emergentes con mayor crecimiento, e incluso con resultados por encima de Estados Unidos e Inglaterra.

Este posicionamiento les permite mirar a América Latina como un escenario prometedor más allá de las crisis puntuales que se viven en cada país en particular.

“Latinoamérica es una buena locación. Estamos trabajando en una nueva planta en México, hay planes en Brasil y también es importante en términos de negocios porque tiene mucho potencial”, explicó Alexander Wehr, titular del grupo para América Latina.

“En 2018 vendimos 75.000 unidades entre BMW y MINI, crecimos un 10%, por encima de otros mercados emergentes. Estamos a gusto con el negocio y este mercado es el más importante después de México y Brasil”, recalcó el directivo.

A nivel mundial, el grupo vendió 2.200.000 de unidades con BMW y 300.000 con MINI el año pasado.

Wehr llegó a la Argentina para ser parte del lanzamiento de MINI y también para anunciar una inversión de u$s15 millones que se realizará este año, con nuevos puntos de venta que se sumarán a la red de concesionarios.

De esta forma, se proyecta un crecimiento de 30% en locales para 2019: de 31 pasarán a 40 puntos, con tres de los cuales son nuevos empresarios que se suman al grupo.

“Tenemos un plan de renovación de nuestra red de concesionarios por un total de u$s15 millones, de los cuales la mitad ya fue ejecutada y el resto será concretado este año”, explicó Rolf Epp, titular de la filial argentina de la empresa.

Los tres concesionarios estarán ubicados en Capital Federal, el conurbano bonaerense y en el norte del país. Todavía no pueden revelar la ubicación exacta.

Novedades y proyecciones

En cuanto a los próximos lanzamientos, desde el grupo confirmaron que siguen con sus planes sin ningún tipo de cambios a pesar de que las ventas no acompañen.

“Siempre puede pasar que en un año un mercado caiga y otro crezca. En Argentina es muy normal que cambie, pero lo importante para nosotros es la región, por su potencial ya que el segmento premium tiene una baja participación, pero hay interés de la gente en la marca”, dijo Wehr.

Por otro lado, comentó: “Nosotros no tenemos solo en cuenta el volumen, sino también la rentabilidad. Hay que ser consecuentes con lo que uno hace, adaptarse. Tenemos una visión clara de América Latina, siempre estamos ágiles y con capacidad para reaccionar rápidamente”, agregó.

Una prueba de ellos será los lanzamientos que concretarán este año, “on time”, es decir, casi al mismo tiempo que se produzca el lanzamiento mundial.

“En los próximos meses tendremos el lanzamiento más importante que es la séptima generación del Serie 3. Después será el turno de los renovados X4 y X5. Estos son productos totalmente nuevos, a los que seguramente se sumarán nuevas versiones de otros modelos y algunos cambios en equipamiento, pero las grandes novedades serán estas tres y no se modifican por nada”, comentó Epp.

“Queremos tener una participación significativa en el segmento, por eso tenemos la gama más joven y renovada, sin retrasos y a tiempo”, agregó Epp.

El Serie 3 es un ícono para la marca, un sedán que a pesar del éxito de los SUV sigue siendo de los más deseados. En este sentido, Wehr hasta se arriesga a decir que los todoterreno están llegando a su “techo”, y anticipa un “revival” de los sedanes.

Otro dato importante del nuevo sedán es que se fabricará en México, y que en poco tiempo más será la única fábrica del mundo en producirlo, ya que las de Alemania y China dejarán de hacerlo. Esta decisión forma parte de los proyectos de la marca de centralizar la producción de algunos modelos y justamente uno de los más exitosos del mundo estará en la región.

“Esto impactará en los precios”, fue la pregunta obligada por una cuestión arancelaria que permitirá la reducción del costo final. Pero no es así, en una marca premium hay que conservar un nivel y por más impuestos que se liberen, deben conservar el status y posicionamiento frente a sus rivales.

Siguiendo con el mismo tema de precios, desde BMW aseguran los valores de los vehículos premium son caros en la Argentina, pero son aun más caros en Brasil, siendo México el más barato ya que tienen muchos tratados de libre comercio.

“El precio es importante, pero BMW tiene un nivel de cliente que lo sigue eligiendo, y por eso es muy importante para nosotros estar al día con los lanzamientos y las novedades en el mercado local”, reconfirmó el número uno para la Argentina.

Por Guillermina Fossati
iProfesional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *