Biocombustibles: presentaron un proyecto de ley para establecer un piso de uso

La iniciativa, de diputados del Bloque Federal, apunta a un 12% para que ninguna autoridad pueda realizar una reducción

CÓRDOBA.- La nueva ley de biocombustibles generó, desde que era un proyecto, el rechazo del Gobierno de Córdoba. Ahora, diputados que integran el Bloque Federal presentaron un proyecto para modificarla. El pedido clave es que la norma establezca el piso del 12% (6% para el bioetanol de maíz y 6% para el de caña de azúcar) y que ningún funcionario pueda modificarlo hacia abajo, sí hacia arriba.

Ese porcentaje del 12% se estableció ahora por la reglamentación de la ley, pero lo sancionado permite una eventual baja del corte con bioetanol al 9% en la nafta, mientras que para el gasoil la mezcla mínima del biodiésel será de un 5%, con una eventual reducción al 3%.

La iniciativa presentada pide modificar el artículo 9º de la ley Nº 27.640 para que quede redactado: “Establécese que todo combustible líquido clasificado como nafta -conforme la normativa de calidad de combustibles vigente o la que en el futuro la reemplace- que se comercialice dentro del territorio nacional deberá contener un porcentaje obligatorio mínimo de bioetanol de 12%, en volumen, medido sobre la cantidad total del producto final y que dicho porcentaje nominal mínimo podrá ser elevado por la autoridad de aplicación cuando lo considere conveniente en función del abastecimiento de la demanda, la balanza comercial, la promoción de inversiones en economías regionales, y/o razones ambientales o técnicas”.

Carlos Gutiérrez, Alejandra Vigo, Paulo Cassinerio, Claudia Márquez y Alejandro “Topo” Rodriguez (Consenso Federal y presidente del Interbloque Federal) son los legisladores que firman el proyecto que ya ingresó a Diputados. El texto enfatiza que el de los biocombustibles es un sector dinámico que “no sólo contribuye a la conformación de una matriz energética sustentable, también puede aportar al reequilibrio de la balanza comercial y la provisión de divisas al país”.

También destaca que abren la posibilidad de “articular cadenas de valor que conecten a nuestro sector primario con el complejo industrial: más empleo, desarrollo de las economías regionales y diversificación de la canasta de bienes exportables”.

Facultades

En otro segmento, la iniciativa apunta a los autoconsumos de las provincias, para que esos distritos puedan tener otras facultades para aumentar los niveles de corte. La propuesta indica que “los Estados provinciales podrán establecer los requisitos y condiciones para la producción, distribución y comercialización de biodiésel y bioetanol para autoconsumo o mercado voluntario exclusivamente en estado puro -B100 y E100- o en mezclas iguales o superiores al 85%”.

Plantea que Energía “creará además dentro de los dos años de vigencia de la presente ley, programas específicos para desarrollar el uso mandatorio de biogás y/o biometano, biojet u otros biocombustibles a definir”.

En esa línea, sostiene que para garantizar la utilización de diversas mezclas y porcentajes, se autoriza la “fabricación, importación y comercialización de vehículos de combustible flexible y de dispositivos o kits de conversión que permitan la utilización de biocombustibles mezclados con combustibles fósiles en porcentajes superiores a los establecidos en forma obligatoria”. Si Energía no fija los respectivos requisitos de homologación y condiciones de seguridad, lo podrán hacer las provincias.

Los biocombustibles fue tema de campaña electoral en Córdoba, donde el gobernador Juan Schiaretti planteó que “una resolución no es equiparable con la letra de una ley; es absolutamente necesario desarrollar reglas de juego claras a quienes emprenden y enarbolan la bandera de la producción con el cuidado del ambiente y la sostenibilidad”.

“Si pretendemos reafirmar lo expresado en la Cumbre del G-20 realizada en Glasgow, lejos de pensar en una disminución de los porcentajes en el corte de biocombustibles de maíz y soja, hay que ir hacia un incremento”, insistió.

Por Gabriela Origlia

La Nación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *