Biocombustibles, ola de amparos contra los precios del Gobierno

Media docena de ingenios se sumaron al reclamo judicial contra el Gobierno y otros productores presentarán recursos administrativos en disconformidad con el cambio de las reglas de juego en el negocio de los biocombustibles que aplicó el Ejecutivo nacional, luego de que la Secretaría de Energía publicara el viernes pasado en el Boletín Oficial la nueva fórmula para el cálculo del valor que rige desde hoy y que está muy lejos de las demandas de la industria del sector.

Según la Disposición 82, el precio del biodiésel para su mezcla obligatoria con gasoil será de $ 30.482 por tonelada. Por otro lado el bioetanol a base de maíz y de azúcar, es de $24.073 y $21.081, respectivamente sostiene la Disposición 81.

Entre los considerandos queda claro la política de Energía para con el sector. “Se efectuaron modificaciones al procedimiento de determinación del precio, conforme haberse detectado la necesidad de revisar algunas de sus variables, para que la fórmula en cuestión incentive mayor eficiencia en la actividad y refleje la variación de los costos de elaboración del biodiésel en el contexto macroeconómico del país”.

La misma situación se repite en la caña de azúcar donde Energía “consideró la necesidad de aplicar otros mecanismos para la actualización de determinados componentes de la fórmula, como ser el costo de materia prima, insumos y mantenimiento, y resto de costos”.

Está mas que claro. La fórmula le cierra más al Gobierno. También a las petroleras, que se han visto beneficiadas con las políticas impartidas hasta este momento por la Secretaría.

Fuentes del sector azucarero ratificaron que los valores publicados están lejos de darle rentabilidad a la industria, ya que no recompone la ecuación que necesita la industria. Vale recordar que Energía tardó casi dos meses para dar a conocer los precios, para lo cual eliminó la fórmula e hizo otra.

En las distintas reuniones que mantuvo la Secretaria con las cadenas, quedó claro la decisión salió a atender el pedido de Hacienda “de no convalidar aumentos de precios que incida luego en las naftas”.

Los funcionarios reconocieron que se “equivocaron” y buscaron corregir esos errores, pero los mismos continúan dado que el precio no contempla la rentabilidad que debe tener cualquier negocio que es el estímulo para seguir produciendo o mejor dicho trabajando.

Es por esto que la semana pasada los ingenios Concepción, Los Balcanes, Corona, Santa Rosa, Trinidad y Santa Barbara -todos de la provincia de Tucumán- también presentaron un recurso de amparo similar a lo elevado por Ledesma, y donde la Justicia le hizo lugar.

En este último caso, Energía apeló la medida que si bien fue aceptada, la cautelar no fue suspendida. Además la firma Río Grande de Jujuy trabaja en un recurso de amparo. Fuentes de la industria de bioetanol a base de maíz señalaron que están armando recursos administrativos. El biodiésel fue el primero en llevar su reclamo a la Justicia.

BAE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *