Avanza la idea de sustituir por GNC al gasoil

En marzo el ministro de Desarrollo del gobierno nacional habló de importar colectivos eléctricos en lugar de aumentar el B100 en los existentes. Ahora el titular de Enargas revela la idea de alimentar los camiones de carga con gas natural más comprimido y se entusiasma con esa nueva tecnología.

Los funcionarios del gobierno nacional dieron, en lo que va de la cuarentena, señales claras de sus preferencias respecto de las energías alternativas a las que hoy dominan el mercado del transporte.

Primero se puso el norte en la importación masiva de ómnibus urbanos eléctricos (en un país en el que más del 60% de su matriz de generación es por la quema de gas natural) y ahora se revela el entusiasmo de un funcionario cada vez más influyente en el sector del gas para que un nuevo GNC, más comprimido, se use en los camiones de carga.

Las dos ideas, para colectivos y camiones, son duros competidores para el proyecto santafesino del desarrollo del biodiésel al 100%, es decir, alimentar los motores diésel existentes sin quemar una gota de petróleo: sólo con energías verdes.

El plan de Santa Fe tiene un problema serio, su actual orfandad; pero una ventaja por sobre las otras dos alternativas: ya ha demostrado su funcionamiento en la flota de de colectivos de la ciudad de Rosario con el uso del B100, un combustible bio puro.

Mientras, las autoridades nacionales justicialistas continúan con el incumplimiento iniciado por el macrismo de las cuotas de corte de la nafta (que por ley debe llevar 12% de etanol) del diésel (que también debe llevar ese corte de biodiésel).

A fines de enero la Casa Rosada escuchó los planteos de la Liga de las Bioenergéticas, por última vez. Y nada ha cambiado. Con una diferencia: Córdoba y Tucumán pujan con insistencia para que se cumpla el cupo del alcohol que producen para las naftas a partir del maíz y la caña de azúcar.

Con foco en la demanda

Esta semana, hubo declaraciones del interventor del Ente Nacional Regulador del Gas, Federico Bernal, que anunció la posibilidad de crear beneficios para las estaciones de servicio del GNC. Y a esos usuarios se encargó de exponerles un plan oficial nacional para llevar ese combustible, pero más comprimido, a los camiones.

Federico Bernal

Bernal ha hecho que el ente regulador sea cada vez más influyente en ese sector, en la vinculación entre el Estado y los distintos actores de esa industria, al recuperar roles reguladores que se habían abandonado a favor de la Secretaría de Energía.

Elogió el desarrollo del GNC (durante el gobierno nacional anterior había dudas al respecto) y agregó que el Enargas “tenía una visión sesgada de esta industria, pero estamos recuperando nuestras facultades para llevar adelante un gran proyecto de transporte para camiones sustituyendo al gasoil por un combustible limpio”, aseguró.

Bernal dijo también que el organismo a su cargo “trabaja mucho más allá de la coyuntura para llevar adelante importantes proyectos en base al GNC que harán muy visible al sector. Estamos estudiando un proyecto de corredores ‘verdes’ con unidades de transporte que sustituyan al gasoil por un combustible limpio como el GNC. Para ello se deberán expandir las estaciones de carga incorporando tecnología para la carga de camiones”, dijo a los potenciales inversores en estaciones de servicio con ese hipotético desarrollo.

Argentina es líder en el desarrollo del GNC para otros vehículos. Existen más de 1,8 millones de automotores y 2.200 estaciones de servicio en todo el territorio nacional.

Un comunicado de Enargas destaca que hoy el GNC cubre un 13% del parque automotor argentino pero que “no obstante, en el mediano plazo podría incrementarse hasta alcanzar un 20%, si se incluyera cierta penetración en el segmento de vehículos pesados, buses de corta y media distancia y una promoción sobre el actual parque liviano”.

“Esto es relevante, pues implicaría una demanda a futuro que podría representar estimativamente unos 20 millones de metros cúbicos diarios”, subraya ese texto oficial.

“El GNC y el GNL utilizados vehicularmente pueden en un futuro no muy lejano agregar una fuerte demanda para contribuir a viabilizar Vaca Muerta. Esas industrias agregan valor y generan mucha mano de obra porque cruzan a varias industrias, favorecen a las economías regionales y motorizan las exportaciones con desarrollo”, agregó Bernal.

Por Luis Rodrigo
Campo Litoral

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *