Subirán el piso de 45 dólares del barril criollo

El gobierno nacional ya tiene el nuevo decreto para el precio interno del crudo. El valor del petróleo es determinante para las regalías provinciales.

La secretaría de Energía de la Nación ya tiene finalizado el nuevo esquema para el precio sostén del crudo, el barril criollo que rige en Argentina desde mayo pasado.

El nuevo valor tendría una franja de precios que elevaría el parámetro anterior, los 45 dólares que rigen para las operaciones de venta en el mercado interno.

La modificación, que está a la firma con un decreto de acuerdo a lo que pudo saber este medio, subirá el valor de referencia para el crudo Medanito de la Cuenca Neuquina, el petróleo que se produce en buena medida en Vaca Muerta.

Todavía no es oficial, pero se busca aplicar un señal de precios que cuando menos equipare el mercado interno a lo que venían recibiendo las productoras durante las exportaciones del mes pasado, cuando la ventas al exterior les dejaban a las petroleras unos 41 dólares por cada barril una vez aplicados los descuentos. En ese momento el crudo a nivel mundial llegaba también a 45 dólares.

Lo concreto es que la secretaría de Energía ya tiene un decreto en su poder con un piso superior al que rige hasta hoy. Sucede en medio de una tendencia de cotización a la baja en el mundo de los últimos días, en la que los brotes de coronavirus y su posible impacto en la demanda, hicieron bajar el Brent, el crudo de referencia para el mercado argentino, hasta por debajo de los 40 dólares de hoy.

Es más, hay analistas y directivos de grandes empresas que piensan que el dificultoso escenario podría extenderse por más tiempo del que se presuponía.

El nuevo decreto incluiría parámetros respecto de la inserción de las pymes y empresas que forman parte de la cadena de valor en las economías regionales.

El nuevo secretario de Energía, Darío Martínez, viene dialogando con buena parte de la industria petrolera en los últimos diez días. El tema del precio interno es parte de esa agenda de conversaciones. Martínez hizo trascender dos encuentros: una rueda de prensa con el CEO de YPF, Sergio Affronti y otra con el de PAE, Marcos Bulgheroni.

El nuevo secretario “aún no tiene firma”, como lo recordó una fuente del gobierno nacional. Es decir, no puede convalidar una resolución o decreto hasta que la cámara de Diputados acepte su renuncia a la banca de legislador nacional. Sin embargo, la definición sobre el nuevo contexto de precios puede estar en manos del ministro de Economía, Martín Guzmán.

De hecho, el decreto 488/20, que sostiene el precio en los papeles en 45 dólares desde mayo, tiene la firma del presidente Alberto Fernández y el ministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas.

El precio interno es una variable determinante para las finanzas de provincias productoras. El 12% de la liquidación de cada barril que producen se transforma en las regalías que reciben. En medio de la pandemia, un mayor precio interno fue un reclamo constante que el gobierno neuquino llevó a las videollamadas con el Presidente a la cabeza.

Esa posición tuvo también correlato en la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (Ofpehi), el ámbito que nuclea a todas las jurisdicciones con áreas productoras.

El precio sostén fue motivo de polémica. El decreto anterior tuvo la oposición de sectores de la refinación, si bien había sido respaldado por la principal productora de naftas del país, YPF, tras el arribo de Sergio Affronti al cargo de CEO.

Excepto la empresa nacionalizada, las fabricantes de combustibles pusieron el grito en el cielo por no poder capturar la renta de la libre cotización internacional, que por entonces mostraba un valor más bajo, algo que les permitía atenuar el impacto de ocho meses de precios congelados en surtidores, antes de la última suba establecida por el gobierno nacional del 4,5% promedio en todo el país el mes pasado.

Al mismo tiempo, hubo empresas que, ante este cuadro interno, vendieron crudo por debajo del valor decretado, lo que les valió multas de Neuquén.

Tras ese escenario, lo cierto es que la pandemia le puso presión al valor sostén en Argentina, con fluctuaciones que colocaron el valor internacional a la baja, luego de una tendencia alcista.

De hecho, sectores de la industria petrolera planteaban por lo bajo que los preceptos para que se mantuviera el precio sostén habían quedado sin efecto.

Uno de ellos era que durante diez días consecutivos el precio promedio se mantuviera por encima del valor local, algo que en los hechos ocurrió. Desde entonces, para mantenerlo vigente, el gobierno nacional parece haber recurrido a la prerrogativa que se reservó en el decreto que fija condiciones hasta el 31 de diciembre.

Básicamente, uno de los artículos establece que puede modificar los 45 dólares según las condiciones de mercado y producción. Más concretamente, dice que el ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación, que tenía bajo su órbita la cartera energética, tendrá la facultad de modificar trimestralmente el precio del crudo y de revisar “el alcance de la medida dispuesta sobre la base de parámetros de volumen de producción y niveles de actividad e inversión”.

En medio de ese contexto, Martínez llegó al cargo de secretario y ahora, de acuerdo a las fuentes consultadas, tiene el nuevo decreto terminado.

Por Fernando Castro
La mañana en Neuquén

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *