Sony sorprendió y develó su vehículo eléctrico

El auto menos pensado. Fue en el CES de Las Vegas. ¿Llegará a la calle?

El futuro del automóvil tiene que ver con la propulsión eléctrica y la conducción autónoma, y las empresas de tecnología -lógicamente- están cada vez más interesadas. La última sorpresa en este sentido la dio Sony, que en el CES de Las Vegas mostró su (inesperada) creación: ¡un auto!

Se llama Vision S y adelanta cómo la empresa entiende la movilidad del futuro en materia de automóviles. En realidad en el desarrollo participaron empresas de la industria automotriz, pero el vehículo concepto sirvió para «cargarlo» con muchísimas soluciones técnicas y tecnológicas.

La plataforma fue desarrollada por Magna, empresa austríaca que fabrica, entre otros, el BMW Z4 y el Toyota Supra.

Para construirlo Sony se asoció con reconocidas empresas vinculadas a la industria automotriz como Magna y Bosch. La primera es una compañía austríaca que fabrica, por ejemplo, el BMW Z4, el Mercedes-Benz Clase G y el Toyota Supra, además de piezas para Jaguar y Land Rover.

Magna dice tener «un enfoque especial en vehículos con tren motriz eléctrico», y de hecho fue la encargada de desarrollar la plataforma del Vision S de Sony. De ahí que no sería descabellado que el mismo «piso» pueda, en un futuro, ser utilizado también por diferentes automotrices en sus proyectos de vehículos electrificados.

Todavía es una incógnita si este auto estará finalmente a la venta al público.

Otras empresas involucradas en el Vision S -y con experiencia en la industria- son Continental, Nvidia, Magna, GNX, Here Maps y Qualcomm.

Sony lo equipó con 33 sensores diferentes (de distancia y ultrasonido, entre otros), que permiten monitorear tanto el exterior como el interior del vehículo. También aprovechó y dio a conocer la última versión de los radares LIDAR, desarrollados de cara a la conducción autónoma.

Sobre su tren motriz no trascendieron mayores detalles, pero sí que posee dos motores eléctricos que en su conjunto desarrollan 268 caballos de fuerza y le permiten acelerar de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos. La velocidad máxima, por su parte, es de 240 km/h.

Interior futurista, con múltiples pantallas y toda la tecnología de Sony.

Mientras que por fuera tiene un diseño atractivo y con ciertos toques deportivos (algunos lo relacionaron al Porsche Taycan), en el interior es híper tecnológico, con múltiples pantallas que sirven para comandar la central multimedia pero también para elegir diversas configuraciones del vehículo.

Con este prototipo Sony deja en claro su interés en el campo de la industria del automóvil del futuro, aunque la gran pregunta, todavía sin respuesta, es si lo veremos alguna vez en la calle.

TN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *