Se espera una mayor conversión de autos a GNC

Por la caída del poder adquisitivo. Mientras que el gas cuesta $ 21 el m3, la nafta vale $ 60 el litro, aunque hay una fuerte dispersión de precios.

El sector del gas natural comprimido (GNC) espera una mayor conversión de autos al sistema en los próximos meses ante la brecha entre el precio del gas y el de la nafta y la pérdida del poder adquisitivo de los usuarios tras la pandemia.

El litro de nafta ya supera los $ 60, en el caso de la súper y $ 67 la premium, mientas que el GNC cuesta unos $ 21 en el ámbito de la Capital Federal. No obstante, en términos de rendimiento, un metro cúbico de GNC equivale a 1,4 litros de nafta. En base a una misma distancia recorrida, el gas cuesta en promedio un 50% a 70% menos que la nafta.

Se estima que la amortización de la inversión en el equipo de GNC -que cuesta unos $ 60.000 en promedio- puede alcanzarse en unos seis meses, si se recorre un promedio de unos 80 kilometros por dia.

En este sentido, hace unas semanas, el Gobierno incluyó en el relanzamiento de los planes Ahora 12 y Ahora 18, los kits de conversión de vehículos a gas con la finalidad de estimular a este sector.

Según las previsiones de los expendedores, la brecha de precios entre el gas y la nafta se mantendrá en el mediano plazo. Un estudio presentado por Consultores Energéticos a pedido de la Federación de Empresarios de Combustible (FECRA), mostró que hacia agosto del año próximo, el precio de la nafta podría estar cercano a los $ 80 y el GNC a los $ 28.

Empleados instalando equipos de GNC Foto David Fernandez ciudad de buenos aires

En general, la mayor cantidad de conversiones de vehículos a gas siempre se genera con la ampliación de la brecha entre el precio del gas y el de la nafta. Salvo en este momento en que, a pesar de la amplia distancia que hay entre ambos, las conversiones cayeron debido a la cuarentena y el menor uso del auto.

En este sentido, el peor mes fue el de abril, con 1.849 conversiones, según datos del Enargas. En septiembre, se registraron 8.436, mientras que en enero había habido 12.035. El mercado registró un pico en 2014, cuando los talleres se encargaron de hacer más de 25.000 conversiones mensuales.

Un aspecto que inquieta a los expendedores -en especial en este contexto de subas en los costos- es el tema de los precios, ya que existe una amplia diferencia, no sólo entre las estaciones de Capital Federal sino también entre las distintas provincias, donde la dispersión supera el 50%. Mientras en el ámbito porteño (donde existe mayor competencia), el promedio es de $ 20,90, en Corrientes, por ejemplo, el metro cúbico se vende a $ 32.

Según explicaron los analistas convocados por FECRA, más hacia el mediano plazo, «se espera un aumento significativo de la demanda«. Siempre y cuando se alineen otros factores más allá del diferencial de precios respecto de los combustibles líquidos. Entre otras cosas, que se incremente la autonomía de los vehículos a gas, que haya un mayor incentivo en la producción de gas natural en Vaca Muerta y a su vez, un aumento en la capacidad de transporte. También, la demanda de GNC se vería más incentivada si se desarrollan ‘corredores verdes’ para el transporte pesado, para los micros y colectivos a GNC y si se llevan adelante acciones para reducir las emisiones de gases del efecto invernadero, según la entidad.

En el mercado local, hay 1.615.381 de autos propulsados a gas. En tanto la participación del GNC sobre el total del gas entregado al sistema era el 5,7% hasta junio del 2019 y pasó a ser el 4,4% en el mismo mes de este año.

Por Natalia Muscatelli

Clarín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *