Pymes petroleras piden más actividad para pagar salarios

Aseguran que con el nivel de trabajos actual de Vaca Muerta es muy complejo poder cumplir con las paritarias acordadas. Esperan que las operadoras aceleren los pagos.

El reciente acuerdo salarial que anunció el gremio de Petroleros Privados con YPF -en representación de las cámaras empresariales- deja con escaso margen de maniobra a las pymes vinculadas al desarrollo hidrocarburífero de Neuquén y la región. Aseguran que, a menos de tres meses de cerrar el año, todavía no repuntó la actividad.

La semana pasada fue muy importante para la industria petrolera local y en especial para Vaca Muerta porque el gremio que lidera Guillermo Pereyra le puso punto final al conflicto con la petrolera de bandera que se inició en el arranque de julio. Las partes fijaron el pago mensual de una suma no remunerativa equivalente al 16,2% que se adeudaba del 2019 y para el 2020 se establecieron el pago único y no remunerativo de $60.000 a pagarse en dos partes.

Tengo 47 operarios de geocontrol en sus casas salvo 4 personas que salieron por primera vez hace unos días a una operación chiquita y no es con YPF. Tengo unos 10 o 12 más de otra área que los hago trabajar, pero sin laburo. Lo que es real también es que YPF me tira unos pesos todos meses y con eso vamos zafando, pero no me alcanza para cerrar el mes. Porque a eso le sumamos costos fijos”, describió en off the record un empresario pyme de la región.

Como si los nuevos acuerdos salariales no fueran suficiente presión para las pymes petroleras, el sindicato también acordó la extensión del artículo 223 bis, que asegura el salario para todos los trabajadores suspendidos equivalentes a un 60% de lo que percibieron en febrero. Con un mínimo de $50.000 y máximo de $100.000.

“Todavía no lo hemos analizado puntualmente, pero si creemos que lo más importante de esto es que se haya arribado a una solución y se ponga en marcha la actividad, esto es un elemento fundamental. Sin embargo, son varias las empresas que están en una situación financiera muy compleja porque hay más actividad. Todo incremento de cargas si no se compensa con un desarrollo o nivel de actividad es un agravo de la situación”, resumió el secretario de la Federación de Cámaras del Sector Energético de Neuquén (Fecene), Edgardo Phielipp.

Hay pymes que podrán cumplir con los nuevos acuerdos salariales sin mayores problemas, sin embargo, las vinculadas a la actividad de exploración, perforación y terminación de pozos son las que menos trabajo registraron durante toda la pandemia.

“Las empresas están viendo como lo pueden pagar, probablemente no todas puedan. Todavía no se sabe cómo se va a pagar el 16,2% y el bono, si se va a pagar cuando las compañías lo reconozcan o antes. Nosotros sabemos que eso es generar un nuevo conflicto, pero la verdad es que no lo pueden pagar, en la medida que vayan teniendo caja lo harán”, sostuvo el representante de Relaciones Institucionales de la Ceipa, Gonzalo Echegaray.

Las proyecciones de las principales operadoras de Vaca Muerta es llegar al primer trimestre del 2021 con un nivel de actividad bastante superior al actual y muy cercano al de principios de este año. Sin embargo, todo está atado las estimaciones de consumo de hidrocarburos, planes nacionales y reactivación económica.

El mensaje de las pequeñas y medianas empresas locales es claro: mientras el nivel de actividad se vaya incrementado, no habría mayores problemas en cumplir con las obligaciones salariales, pero si el repunte se sigue dilatando, los nuevos acuerdos solo acercan el abismo para el sector.

Por Matías del Pozzi
Rio Negro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *