Pymes de servicios no podrán cubrir salarios por ahogo financiero de operadoras y multinacionales

Las pymes de servicios petroleros anticiparon hoy que no podrán cubrir la totalidad de los salarios de mayo debido al «ahogo y colapso financiero» provocado por la falta de pago de las empresas productoras de hidrocarburos y las compañías de servicios especiales, casi en su totalidad multinacionales.

La Federación de Cámaras del Sector Energético de Neuquén (Fecene) advirtió mediante un comunicado «la situación financiera de las empresas regionales se encuentra en colapso«.

Esta situación de «ahogo» fue atribuida por la Fecene a «los atrasos en los pagos y las exigencias de las empresas Operadoras Pluspetrol e YPF y de las empresas de servicios especiales, Schlumberger, San Antonio Internacional, Baker Hughes, Weatherford, Halliburton y DLS principalmente».

Esas compañías «han trasladado a la trama empresaria regional el peso de su presunta crisis financiera, incluyendo mora en Obligaciones que llegan hasta el mes de diciembre de 2019 o enero de 2020, antes de cualquier pandemia o caída de los precios».

«Hasta el momento hemos conservado el empleo y afrontado retribuciones salariales en cuya determinación no hemos intervenido, a contrario de las empresas citadas», destacaron las entidades que nuclea la Fecene al anticipar las dificultades con los salarios de mayo.

En ese sentido aseguraron que «se agotaron todos los esfuerzos para lograr que se satisfaga la simple petición de que se pague lo que se debe hace meses».

«No podemos afrontar -por no disponer de recursos- las obligaciones salariales correspondientes a mayo«, aclaró la entidad al proponer como pauta orientativa general abonar $ 70.000 a los trabajadores activos; y $ 30.000 a los trabajadores en domicilio.

A comienzo de semana las pymes de servicios reclamaron el pago de los trabajos realizados para las grandes compañías de servicios especiales y productoras de hidrocarburos.

La Fecene señaló que la actual crisis se remonta a «la determinación de un congelamiento del barril de petróleo en agosto de 2019».

Esa situación se agravó «con la caída de la demanda externa e interna producto de la pandemia, la caída del precio por razones geopolíticas entre Rusia, Arabia Saudita y la OPEP y la demora en la adopción de medidas que preserven a las empresas y el empleo en una industria de alto nivel de inversión, de niveles de concentración en la parte superior de la cadena de valor y de horizonte de largo plazo», agregó la entidad.

No obstante, la Fecene denunció que al momento de justificar la mora las grandes empresas argumentaron cuestiones como «demora en las certificaciones, trabas burocráticas, habilitación de facturas arbitraria, peticiones de descuentos sobre trabajos ya realizados antes de la pandemia y la caída de los precios».

Télam

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *