Powered by Max Banner Ads 

24 julio, 2019

La transformación Low Cost es una realidad

La transformación Low Cost es una realidad

El mercado doméstico de hidrocarburos se sube a la ola del consumo de precios bajos. Ya hay dos marcas que operan bajo esta modalidad

La clave es amortiguar la estructura de costos para poder trasladar un beneficio directo al consumidor final.

Es de noche, alrededor de las 21. Una mujer llega en auto a la estación de servicio. Se autoabastece de combustible y paga -a través de una aplicación- un precio más bajo que el valor promedio de mercado.

Mientras esto sucede, un hombre carga su bicicleta eléctrica y aprovecha el tiempo de espera para jugar a la lotería en una pantalla táctil que también se utiliza para acceder a otros beneficios especiales para clientes.

Las estaciones de servicio están atravesando un proceso disruptivo que modificará en el mediano plazo la relación de la empresa con el cliente. La tendencia es apuntar a un modelo 100% digital, ágil y dinámico.

Más por menos
En un mercado controlado por las grandes marcas, media decena de pymes van detrás de 300 bocas de expendio, con inversiones que rondan los 200 millones de dólares. ¿El objetivo?: amortiguar la estructura de costos para poder trasladar un beneficio directo al consumidor final.

Este camino es el que comenzó a transitar hace poco más de un año la compañía Voy con Energía, primera red de estaciones de servicio Low Cost en el ámbito doméstico y única 100% de capital nacional. La empresa planea el abanderamiento de 100 estaciones en tres años, con una inversión estimada en 30 millones de dólares.

Recientemente se sumó un nuevo jugador. Se trata de Gulf, una estadounidense propiedad de la local Delta Patagonia, que apunta a ganar un 3% del share de mercado y embanderar 150 estaciones en el próximo año y medio. Detrás corren Puma (exPetrobras), que compró la compañía holandesa Trafigura y la española Dapsa.

La cadena integral
Cuando el término Low Cost comenzó a sonar con fuerza en el mercado de hidrocarburos, muchos lo asociaron a reducción de personal, a un sistema de autoservicio, modalidad que alguna vez existió en la Argentina pero que hoy no cuenta con la autorización reglamentaria, aunque en breve podría haber novedades en ese sentido.

“Sin embargo no es así. Nosotros nacimos como una bandera Low Cost porque logramos completar la cadena integral. Refinación, transporte y logística, y puntos de venta”, asegura César Castillo, CEO de Voy con Energía.

“Pertenecer a un grupo de pequeñas y medianas empresas que representan los distintos eslabones de esta cadena nos permite asegurar que al menos los productos de Grado 2 estén siempre en valores más bajos que la competencia”, continúa el empresario juninense.

Castillo inició su carrera como operador de estaciones de servicio y al poco tiempo fue desarrollando diversas actividades relacionadas con la industria de los combustibles hasta crear en 2007 All Road, empresa que aporta soluciones integrales en transporte, distribución, logística y almacenamiento de sustancias peligrosas y no peligrosas.

“Somos integrados, chicos, y flexibles. Eso nos permite tener estrategias muy agresivas en precios. Tratamos de movernos rápido, innovar todo el tiempo, ajustar todos los procesos, incorporar tecnología, avanzar rápido en la transformación digital del negocio y estar atentos a los cambios permanentes y cada vez más acelerados del mercado”, afirma Castillo.

Delivery
Por otro lado, al ritmo de otros sectores, comenzaron a probarse algunos sistemas de delivery. Todavía en forma muy incipiente, controlada, limitada y en modelo beta a la espera de cambios en los marcos regulatorios. Pero sin duda marcando una tendencia que desembarcará en el sector en breve.

Gran oportunidad
Lo cierto es que hay mucho para cambiar en la venta de combustibles. El mundo y la sociedad se mueven en red, de manera conectada y colaborativa. “Creemos que hay una enorme oportunidad para las banderas que entiendan el potencial de la red, de la innovación y de la creatividad, que es algo que ha estado bastante ausente en la industria durante mucho tiempo”, asegura Castillo y sigue: “Nos proponemos ser disruptivos. Pero no por el hecho de diferenciarnos sino porque entendemos que hay un enorme mercado que espera que innovemos, que aportemos más y mejores servicios. Que espera contar con más beneficios, poder pagar con el celular pero también que la aplicación le ofrezca ventajas en los precios. Poder retirar un pedido que hicieron a través de alguna app, cargar una bici eléctrica, alquilar un auto, jugar a la lotería en una pantalla táctil, entretenerse con un bu en video o comerse una pizza hecha en un horno de barro. La oferta puede ser infinita”, concluye el CEO y fundador de Voy con Energía.

Por Leandro Ferreyra
Ambito


 Powered by Max Banner Ads 

 Powered by Max Banner Ads 
* Los comentarios están sujetos a revisión por parte del administrador de este sitio y su posterior publicación.

OTRAS NOTICIAS DE INTERES

Petroleras quieren aumento de 15% hasta fin de año

Petroleras quieren aumento de 15% hasta fin de año

Habrá por lo menos una sube en la primera día de diciembre. Y buscarán...
Nafta, crece la brecha entre CABA e interior

Nafta, crece la brecha entre CABA e interior

La brecha entre los precios de los combustibles en la Capital Federal y el...
Gobierno compensará a distribuidoras de gas

Gobierno compensará a distribuidoras de gas

Con más de $24.500 millones. El Enargas calculó el millonario pago a distribuidoras y...
Vaca Muerta dará más petróleo que el extraído en 100 años

Vaca Muerta dará más petróleo que el extraído en 100 años

Alejandro Bulgheroni destacó a los "emprendedores norteamericanos" que desarrollaron el método de extracción del...

 Powered by Max Banner Ads 

 Powered by Max Banner Ads 

 Powered by Max Banner Ads 

 Powered by Max Banner Ads 

 Powered by Max Banner Ads