La producción de Vaca Muerta, cerca del nivel prepandemia

En julio los yacimientos de la formación aportaron más de 117.000 barriles por día. Las exportaciones permitieron la reapertura de los pozos que habían sido cerrados. La producción general de Neuquén sigue por debajo del nivel de marzo.

La producción petrolera que surge desde Vaca Muerta estuvo el mes pasado cerca de los niveles que la formación no convencional tenía antes del inicio de la pandemia de coronavirus a raíz de los nuevos mercados que se han abierto con las exportaciones. Sin embargo, en la senda del gas el panorama no fue tan alentador.

Según informó el ministerio de Energía de Neuquén, durante julio pasado la producción total de la provincia fue de 155.400 barriles, aunque de acuerdo a los registros de la secretaría de Energía de la Nación fue un poco más, con 159.075 barriles por día.

Estos valores se ubican por debajo del nivel registrado el mes pasado y del alcanzado en marzo, en la previa de la pandemia cuando se rozaron los 170.000 barriles diarios.

Sin embargo, el dato destacado es que en el total de la producción de Neuquén se incrementó la proporción de hidrocarburos no convencionales que pasaron a representar el 77% de la producción neuquina.

De los 119.500 barriles no convencionales que por día se generaron, un poco más de 117.000 correspondieron a Vaca Muerta y los restantes a los líquidos asociados al tight gas, dejando la producción de Vaca Muerta a pocos miles de barriles del nivel que había tenido en marzo, cuando levemente superó los 123.000 barriles por día.

Este recupero se debe en buena medida al efecto que tuvo la apertura de una senda exportadora para el crudo liviano de la zona, el Medanito que fluye mezclado con el shale. Esta nueva demanda permitió la reapertura de los pozos que habían sido cerrados en abril.

Los pozos de Vaca Muerta tienen una particularidad por la cual muchos fueron cerrados durante la peor parte de la cuarentena, y es que al reabrirlos la presión acumulada genera -en la mayoría de los casos- un incremento en la producción de ese pozo, o un reimpulso que mejora el nivel que tenía antes de ser cerrado.

En julio se exportaron desde Neuquén 1.873.000 barriles de petróleo, es decir unos 60.400 barriles por día, el mayor nivel hasta la fecha desde la apertura del canal exportador en mayo.

Desde el gobierno neuquino se advirtió que pese a la crisis imperante la producción acumulada de 2020, el incremento es de 14,1%. Y se detalló que la caída con respecto al mes de junio se debe principalmente a la baja de producción en las áreas Lindero Atravesado (-3.791 bbl/d), Bajada del Palo Oeste (-3.305 bbl/d), Bajo del Choique – La Invernada (-1.690 bbl/d), Chihuido de la Sierra Negra ( -985 bbl/d), Bandurria Sur ( -616 bbl/d) y Fortín de Piedra (-594 bbl/d).

En el gas

En el segmento del gas la producción que alcanzó Neuquén en julio fue prácticamente 10 millones de metros cúbicos menor que la registrada en el mismo mes del año pasado. En julio Neuquén generó 70,67 millones de metros cúbicos por día, un 12,03% menos que en julio de 2019.

Como sucedió en el petróleo, el 70% de la producción de gas fue no convencional, alcanzando 49,76 millones de metros cúbicos por día. El shale llegó al 45% con 31,53 millones de metros cúbicos por día y el tight al 25% con 17 millones de metros cúbicos por día.

Un dato destacado es que durante julio se conectaron siete pozos con destino a gas, cuatro en Aguada Pichana Este (APE), tres en Fortín de Piedra, y dos en El Mangrullo con destino tight y dos en Sierra Chata también en arenas compactas.

Desde el ministerio de Energía de Neuquén se detalló que las áreas con mayor aumento en la producción de gas son Fortín de Piedra (1,4 MMm³/d), El Mangrullo (0,61 MMm³/d), Aguada de la Arena (0,46 MMm³/d), Loma Campana (0,19 MMm³/d) y Loma la Lata-Sierra Barrosa (0,11 MMm³/d).

Por Victoria Terzaghi
Rio Negro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *