La Justicia empieza a definir una pelea de 2009 entre TGN e YPF

Un fallo de primera instancia obliga a la petrolera estatal a pagar u$s 231 millones en concepto de daños y perjuicios, por el incumplimiento de contrato de transporte de gas en firme entre 2007 y 2010

La justicia empezó a definir una histórica disputa que hace más de diez años tenía Transportadora de Gas del Norte (TGN) con YPF. En un fallo de primera instancia, el juez Marcelo Gota determinó que la petrolera estatal deberá pagarle a TGN u$s 231.048.177,19, más intereses y costas por los daños y perjuicios ocasionados por un incumplimiento de contrato de transporte de gas en firme destinado a exportación.

La noticia fue comunicada por ambas compañías en sendos comunicados enviados a la Comisión Nacional de Valores (CNV).

La causa la había iniciado TGN en abril de 2009 para exigir el cumplimiento del contrato de transporte de gas y obligar a YPF a abonar las facturas vencidas. En el planteo judicial, la firma aseguraba que la petrolera había violado los términos del acuerdo porque entre 2006 y 2010 no utilizó capacidad de transporte contratada en firme para exportar gas natural a Brasil.

El contrato de transporte está relacionado con la exportación de gas de YPF con la brasileña AES Uruguaiana. El convenio era por hasta 2,8 millones de metros cúbicos diarios (MMm3/d).

Sin embargo, raíz del aumento de la demanda local de gas, la Argentina priorizó el mercado nacional y frenó las exportaciones de gas natural a Brasil en 2004. A partir de 2007 la petrolera empezó a incumplir el pago de las facturas que le enviaba TGN.

El monto de la demanda, con ampliaciones posteriores, ascendía a u$s 74,8 millones. A ese total, equivalente a las facturas emitidas por TGN en concepto de servicios prestados entre enero de 2007 y diciembre de 2010, se debían sumar los intereses.

YPF respondió que había sido TGN quien no había cumplido con el transporte en los términos previstos por “imposibilidad de cumplimiento”, a raíz del dictado de las normas de emergencia energética. Por ello, y ante la imposibilidad de exportar, la petrolera interpretaba que correspondía aplicar una tarifa en pesos.

El contrato de transporte fue rescindido por TGN en diciembre de 2010. Dos años más tarde, la firma promovió una demanda por los daños derivados de la rescisión culpable estimados en la suma de US$ 142,15 millones, que se sumaba a las acciones iniciadas en 2009.

En la sentencia, el juez Marcelo Gota decidió hacer lugar parcialmente a la demanda presentada en la causa sobre cumplimiento del contrato. Así, YPF debería pagar en concepto de facturas impagas, la suma a determinar por la perito contadora designada, en la etapa de ejecución de sentencia, más intereses y costas del juicio.

Daños y perjuicios

Además, el magistrado también admitió la demanda por daños y perjuicios. Por ese concepto, la petrolera deberá abonar u$s 231.048.177,19, más intereses y las costas del proceso.

«La sociedad se encuentra analizando la mencionada resolución de primera instancia e interpondrá todos los recursos legales necesarios para defender sus intereses de acuerdo con el procedimiento legal aplicable», indicó YPF en el comunicado enviado a la CNV.

TGN, una de las principales operadoras de ductos energéticos del país, es controlada por la sociedad Gasinvest SA, conformada por Compañía General de Combustible (Eduardo Eurnekian y Sociedad Comercial del Plata) y Tecpetrol Internacional (Grupo Techint).

Por Ricardo Quesada
El Cronista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *