Impulsan un nuevo plan nacional de biocombustibles

El senador nacional por Santa Fe Roberto Mirabella presentó un proyecto de ley en la cámara alta.

El senador nacional por Santa Fe Roberto Mirabella presentó un proyecto de ley en la Cámara alta para crear el Plan Nacional de Biocombustibles, una iniciativa que amplía el régimen de promoción de la ley 26.093 y que busca «consolidar, fortalecer y aumentar la participación de los biocombustibles en la matriz energética nacional».

Mirabella aseguró que la nueva norma «otorga el marco legal adecuado para promover la producción de biocombustibles» que es «una actividad fundamental en la provincia de Santa Fe pero que atraviesa una coyuntura crítica y está necesitando acompañamiento y nuevos estímulos para recuperarse».

En ese sentido, el legislador explicó que «por un lado se le da continuidad y amplía el régimen que tienen actualmente los mercados del biodiesel y del bioetanol, principalmente derivados de la soja y de la caña de azúcar, que vienen de una ley muy importante que impulsó Néstor Kirchner en 2006 para la promoción para la producción y el uso sustentable de los biocombustibles», pero aclaró que «también estamos incorporando a cualquier otro biocombustible u otra fuente de manera que se incrementen tanto los beneficiarios como así también los efectos ambientales positivos del régimen legal».

«Estamos sumando al biogás, por ejemplo, y creamos las condiciones propicias para que el mercado se desarrolle en relación con este biocombustible también», resaltó el legislador.

Mirabella remarcó que «esta ley favorecerá la creación de un nuevo y pujante sector de la economía, que beneficiará no sólo a las provincias del NOA y NEA capaces de desarrollar proyectos de bioetanol a partir de caña de azúcar, maíz, sorgo o soja, sino también al resto de las provincias argentinas a partir de otras materias primas incluidas en el proyecto que se presenta».

«Además otorga la seguridad jurídica imprescindible para estos emprendimientos y su sostenibilidad a lo largo del tiempo», subrayó.

Asimismo, el senador sostuvo que «otro de los aspectos superadores de esta iniciativa se vincula al origen de la materia prima». Al respecto, sostuvo que «el esquema actual tiene un alineamiento al modelo de producción sojera, pero lo cierto es que la Unión Europea, por ejemplo, está incentivando la producción de materia prima alternativa, para que el biocombustible no compita con la producción de alimentos y la matriz productiva tenga un impacto menor al que tiene la producción de soja».

«Esta iniciativa va de la mano de la diversificación de la materia de origen de los productos. Vuelve el mercado local más competitivo porque al diversificar la materia prima, armoniza con las normas de la Unión Europea y sortea las barreras pararancelarias», y añadió: «El beneficio adicional, subyacente y tal vez de mayor valor, se vincula al cuidado del medio ambiente».

Incremento en cortes mínimos y actualización automática

La ley que presentó Mirabella prevé un incremento de los cortes mínimos y se establece un mecanismo de actualización automático «de forma de evitar medidas arbitrarias, proporcionando mayor certeza a productores y usuarios».

En cuanto a los porcentajes obligatorios de corte, así como diversas industrias, la automotriz fundamentalmente, el proyecto propone alcanzar un corte del 30 por ciento, para el caso del bioetanol y del 27 por ciento para el biodiesel, dentro de los 15 años de su vigencia. «El incremento progresivo y previsible del corte obligatorio permitirá que las empresas y los particulares puedan desarrollar y adaptar paulatinamente sus capacidades» aclaró el legislador al respecto.

Mirabellla remarcó que «la ley que aún está vigente está orientada al productor agropecuario y para Santa Fe ha sido muy importante. Justamente estamos recuperando esa normativa para darle continuidad, pero también recogimos la experiencia de estos años para sumar modificaciones que mejoren la producción y la creación de empleo genuino y para ampliar el universo de sujetos, de forma tal que cualquier ente, incluso un municipio, pueda beneficiarse con sus disposiciones», destacó.

Ventajas impostivas

Por otro lado, la ley da continuidad al esquema de la ley 26.093 del cupo fiscal que fija anualmente en el presupuesto nacional para pymes y economías regionales en lo referente a la devolución de IVA y/o ganancias por inversiones de bienes de capital y obras de infraestructura; exclusión de los bienes comprendidos en la presente ley del Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta; deducción de la carga financiera y del pasivo financiero; excepción del impuesto de sobre la distribución de dividendos o utilidades; exclusión de la tasa de Infraestructura Hídrica (Impuestos para los combustibles líquidos y gas natural); certificado fiscal para los proyectos de inversión que acrediten 60% de componentes nacionales (se excluye la obra civil) y el certificado fiscal por autoconsumo o comercialización fuera del mercado de corte obligatorio.

Por último, crea la Cámara de Compensación de los Biocombustibles, cuya función será la de brindar eficiencia en la logística y comercialización de biocombustibles. Esta Cámara llevará registro de la oferta y demanda de biocombustibles, permitiendo la compra de biocombustibles por segmento, realizando la transacción comercial de manera independiente del abastecimiento físico del biocombustible correspondiente.

La Capital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *