Expendedores Unidos: «No queremos que nos impongan una paritaria»

La mesa nacional, que reúne a más de 4.500 estacioneros del país, rechazó el acuerdo paritario cerrado por una pequeña cámara de La Plata. Sindicato de Carlos Acuña pide subas remunerativas para fortalecer la caja de la obra social.

La mesa nacional de Expendedores Unidos, que reúne a más de 4.500 estacioneros de todo el país, rechazaron el intento de “imponer” un acuerdo paritario cerrado por una cámara de empresarios de La Plata y recordaron que por la fuerte caída de ventas y los precios casi congelados no se pueden pactar elevados incrementos salariales.

Según detallaron las entidades en un comunicado conjunto, el desplome en la comercialización de combustibles llegó al 90% interanual durante la pandemia y se mantiene entre 40% y 50% desde junio, aunque no desvincularon trabajadores. “No hemos despedido personal y no queremos hacerlo”, señalaron desde la mesa que integran Cecha, FECRA, AES, CEGNC y AOYPF.

Los estacioneros comenzaron a dialogar con el sindicato Soesgype de Carlos Acuña semanas atrás. Ya mantuvieron varias reuniones por Zoom, con intermediación del Ministerio de Trabajo. Por el gremio participa Carlos Acuña hijo. En ninguna se pudieron de acuerdo.

Los estacioneros reclaman un ajuste del 12% remunerativo para fortalecer la caja de la obra social, una cláusula de revisión en diciembre y la incorporación inmediata al básico de los $4.000 otorgados por el Decreto 14/2020. A cambio, ofrecen que se paguen en tres cuotas desde agosto. Pero los empresarios consideran que ese pedido es excesivo. “Para nosotros es mucho”, dicen, y plantearon 4% en septiembre, 4% en octubre y 4% en noviembre no remunerativo, que los $4.000 entren en enero del 2021 y sin cláusula de revisión. La paritaria 2019 cerró con 57% anual, una de las más altas de la Argentina. “Hay estaciones que terminaron de pagar aguinaldos recién ahora”, subrayaron de los despachantes.

“Iniciamos nuestra negociación con absoluta buena fe y muy conscientes de la situación por la que atraviesa el país y nuestro sector”, explicaron, y remarcaron que para “mantener” las fuentes de trabajo solicitaron ayuda al gobierno con los ATP. “Asimismo, acordamos con los sindicatos el beneficio del artículo 223bis de la Ley de Contrato de Trabajo para reducir el pago de las cargas laborales mientras dure la pandemia”, indicaron.

Otro de los factores que esgrimieron los empresarios es la falta de ajuste de los precios de los combustibles. “Tuvimos un solo incremento de combustibles en el año, 4,5% en promedio, el pasado 19 de agosto, luego de 8 meses con los precios congelados y gastos operativos en alza”, recordaron.

Expendedores Unidos aseguró que negociarán paritarias dentro de lo “que creemos que el sector puede pagar” y se niegan a aceptar el mismo acuerdo firmado por la ex Fecoba (hoy Federación de Entidades de Combustibles, de Julio Alonso) para el Convenio Colectivo de Trabajo N° 488/07, que cumple a rajatabla el pedido del gremialista Acuña de 12% remunerativo.

“Como suele suceder en los últimos años, una pequeña cámara con sede en La Plata volvió a ser la primera en acordar rápidamente la nueva escala salarial”, destacaron de la mesa nacional de expendedores, donde no ocultan los resquemores por el excelente diálogo entre la FEC de Alonso y el Soesgype, del co-secretario general de la CGT.

“Nos sorprende que se busque imponer dicho acuerdo al resto de Expendedores Unidos, que representamos al 97% de los dueños de estaciones de servicio del país, un total de 4.500 estaciones. Porque creemos que tenemos una representatividad nacional verdadera y en la libertad para negociar paritarias”, enfatizaron las federaciones y cámaras, que tiene otros convenios por firmar con el sindicato, aunque todos integren el mismo sector. AES firma el CCT Nº 317/1999; Cecha el 371/2003; Fecra el 521/2007, y CEGENECE el 415/2005.

La próxima reunión paritaria está prevista para el 28 de septiembre, con presencia del Ministerio de Trabajo. “No queremos que se imponga a nuestros socios lo que una cámara con escasa representatividad acordó de incremento salarial sin pensar en si sus socios lo pueden pagar”, concluyeron.

Por Sebastián D. Penelli
ámbito

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *