Es un buen momento para el GNC

Equipos con precios similares a diciembre del 2019, financiaciones amplias y bonificaciones de renovación de oblea son algunas de las estrategias con las que el sector busca atraer clientes.

El GNC (Gas Natural Comprimido) como combustible alternativo con respecto a las naftas líquidas siempre estuvo signado, en primer lugar, por la economía en el consumo, y luego por el menor grado de contaminación. Desde el sector aseveran que hoy es el mejor momento para realizar una conversión a GNC y nos explican los motivos en esta nota.

De menos a más

El rubro del GNC, al igual que todos aquellos otros negocios afines al vehículo (concesionarias, talleres mecánicos, lubricentros y gomerías) vio resentida su actividad con el inicio de la cuarentena obligatoria. Sin embargo, con el transcurrir de los meses y el posterior aval del Centro de Operaciones de Emergencias (COE) para que los negocios puedan retomar con las ventas y posterior instalaciones de equipos de gas, se va reactivando.

“El sector viene experimentado un crecimiento del 30 por ciento con respecto a abril y un 20 por ciento con respecto a junio”, indica Marcelo Zanoni, presidente de la Cámara de Colocadores de GNC, aunque admite que aún están lejos de la demanda de trabajo con respecto al año pasado.

Una gran oportunidad

Parte de la reactivación del sector tiene que ver con los valores de las conversiones, los cuales según los consultados están “casi congelados”, desde fines del año pasado.

“Hay una oportunidad latente para realizar la conversión a GNC. Los equipos no han subido como debieran haberlo hecho. Tengo clientes que pidieron presupuestos antes de la pandemia y luego esta semana, y se sorprenden porque la variación fue mínina”, apunta Fernando Quiroga, de Landesa SA (local que pertenece a Red GNC, una alianza de talleres instaladores a nivel país que trabaja en conjunto para asistir a su clientela en diferentes provincias).

Precios “viejos” y bonificaciones

Comparando valores de los equipos de GNC durante diciembre del 2019 –rondaban los $ 38.000 y los $ 42.000- hoy la mayoría de los consultados ofrecieron precios que no superan los $ 45.000.

“Un equipo de GNC de quinta generación y tubo de 10 metros debería rondar los $ 70.000. A eso hay que sumarle las 24 cuotas del Banco de Córdoba, que están vigentes para un crédito social, y los planes Ahora 12 y Ahora 18”, sostiene Marcelo Zanoni.

Como si fuera poco, en diversos negocios se ofrecen otros tipos de bonificaciones.

“Hay locales que te bonifican la oblea de conversión, la válvula de carga externa ($ 2.500), el cobertor del tubo ($ 400) y hasta la próxima renovación anual (ronda entre $ 800 y $1.100), añade el presidente de la Cámara de Colocadores de GNC.

¿En cuánto se amortiza ahora?

Tomando como referencia el costo del litro de nafta Súper ($ 67) y el metro cúbico de GNC, el cual rinde un 20 por ciento más que el litro de combustible líquido, el ahorro anual es de $ 91.850 (63 por ciento), considerando que se recorran 22 mil kilómetros al año en un auto cuyo consumo promedio sea de 10 litros cada 100 kilómetros. Sobre el tiempo de recuperación de la inversión inicial, los especialistas consultados dicen que se amortiza entre los primeros cinco y seis meses.

Clasificados La Voz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *