«En el NEA el precio del combustible debería ser menor»

«Por no contar con GNC». El presidente de la Cámara de Estaciones de Servicio del Nordeste Argentino (Cesane), Faruk Jalaf, consideró que «es abusivo el porcentaje de impuestos que pagan los estacioneros, que a la vez tienen un margen de ganancia de tan solo el 8 por ciento».

El gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, planteó que el precio del combustible sea unificado en todo el país (en el NEA el valor está por encima que en Ciudad Autónoma de Buenos Aires, provincia de Buenos Aires y otros distritos). El promedio se ubica por encima de los 60 pesos el litro de nafta súper y de 67 pesos la nafta Infinia o Premium, planteo al que se sumaron los mandatarios provinciales de Corrientes, Chaco y Formosa. Veamos lo que dice al respecto el presidente de la Cámara de Estaciones de Servicio del Nordeste:

Periodista: ¿Por qué estas diferencias?
En el 2018 el Estado nacional recaudó más de $116.000 millones por el Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL). A noviembre de 2019 ya lleva acumulados $139.000 millones. Se estima que el actual gobierno lo mantendrá vigente.

Faruk Jalaf: En una época el precio estaba unificado en todo el país por petrolera. En ese período se compensaba el flete para beneficiar a las estaciones de servicio ubicadas en provincias alejadas de las refinerías. Eso es federalismo. Personalmente creo que en el interior los precios de los combustibles deberían estar más baratos que en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), por ejemplo, porque en Capital Federal deben circular menos vehículos y usar más transporte público.

P: Hoy… ¿cuál es la situación?

F. J.: En el caso específico de Misiones le planteamos al gobernador que la situación es diferente, inclusive con otras provincias del NEA. Misiones está totalmente alejada de los centros de consumo y de exportación que es la provincia de Buenos Aires, además el 90 por ciento de su frontera es con países limítrofes y, a la vez desde hace más de 30 años los distintos gobiernos nacionales nos prometen el Gas Natural Comprimido (GNC) para el Nordeste, que nunca se cumplió y sin embargo seguimos contribuyendo con el pago de un impuesto para el GNC que viene discriminado en las facturas de energía. Al no tener ese recurso el combustible debería ser más barato en el NEA.

P: La Cesane plantea el “abusivo” porcentaje de impuestos que tienen los combustibles…

F. J.: El combustible tiene un 100 por ciento de impuestos. Nosotros pedimos que se baje uno de esos impuestos y que en el NEA el precio baje. Éste es un reclamo digno para los habitantes del Nordeste; máxime que el NEA tiene el menor ingreso per cápita del país y los precios más caros de los servicios públicos, combustibles, comestibles, entre otros.

P.: El planteo que hacen las petroleras es que el encarecimiento de los combustibles se debe, principalmente al flete. ¿Usted coincide?

F. J.: No. Si realmente fuera el flete como se plantea, el precio de los combustibles debería ser diferente en cada provincia y, realmente el precio es similar. En su momento, la única provincia que reclamó fue Mendoza que planteó, que al tener la refinería a tan sólo 10 kilómetros no deberían cobrarle el flete y, por consiguiente, logró una reducción en el precio de los combustibles.

Gobernador de Misiones Oscar Herrera Ahuad

P.: Concretamente ¿cuál es la justificación que plantea el NEA para solicitar una baja en los precios de los combustibles?

F. J.: No tenemos GNC, al no contar con el gasoducto, por ende, debemos tener un precio diferenciado en los combustibles. Esto se lo planteamos al gobernador de Misiones Oscar Herrera Ahuad que con atino encaró el reclamo desde ese lado.

P: Hoy, ¿cuál es la diferencia que existe entre el precio de los combustibles en CABA, provincia de Buenos Aires, otras provincias centrales y el NEA?

F. J.: La diferencia se ubica entre un 10 y un 12 por ciento, dependiendo de la zona y el producto. En cierto momento llegó a ubicarse en torno del 35 por ciento, debido a que el combustible, el gas, el transporte público y los servicios públicos, flete, entre otros se incrementaban en el interior, pero no en Capital Federal. A ese porcentaje se le suma la brecha que tenemos con los países vecinos, debido a que el combustible en Paraguay y Brasil a veces es más barato.

P: ¿Las estaciones de servicio tienen un cupo mensual de venta de combustible impuesto por las petroleras?

F. J.: Sí. Cuando se congelan los precios, a las petroleras no les conviene vender combustible porque dicen que pierden. Para no vender nos ponen un límite de entrega. A una estación, por ejemplo, le ponen un cupo de 300 mil litros mensuales, que es el punto de equilibrio porque la venta de menos cantidad significa trabajar a pérdida. Al llegar a unos días antes de fin de mes las estaciones cubren el cupo y, cuando se producen aumentos son generalmente hacia fin de mes, por consiguiente. el estacionero durante ese mes el estacionero trabajó gratis.

P.: ¿Cuál es el margen de ganancia de una estación de servicio?

F. J.: Cuando pasamos los 300 mil litros de venta, el margen de ganancia se ubica en el 8 por ciento

P: ¿A ese porcentaje se le debe restar, el porcentaje que cobran los bancos por la venta de combustible con tarjeta de crédito?

F. J.: Sí. Nos cobran el 1,5 por ciento de comisión con pago a 20 días la venta con tarjeta de crédito y el 1% con tarjeta de débito con el pago a una semana.

P: En el caso específico de Misiones, la implementación del Ahora Gasoil, ¿mejoró las ventas?

F. J.: Fue una excelente medida que impulsó el Gobierno provincial, primero con el exgobernador Hugo Passalacqua, y luego con la continuidad del programa por parte del gobernador Herrera Ahuad (el programa implica descuento por litro de gasoil por vehículo por mes con un tope de 1.500 pesos para personas física y jurídicas con vehículos no utilizados como particulares). Este programa es fruto del trabajo conjunto que realiza la Cesane con el Gobierno provincial y ejemplo como única provincia del país que no cerraron estaciones de servicio de 2003 a la fecha por haber logrado la equiparación de ingresos brutos para todas las estaciones de servicio. Al contrario, se abrieron nuevas.

P: ¿Cuál es la situación salarial de los empleados de las estaciones de servicios?

F. J.: El trabajador de las estaciones de servicio en 2019 tuvo un incremento del 57 por ciento. Es decir que estuvo casi 4 puntos por encima de la inflación, porque tenemos la cláusula gatillo. En enero tendrá un incremento salarial del 7 % y en febrero un porcentaje similar.

P: El Gobierno nacional congeló el precio de los combustibles. Los empresarios dicen que existe un retraso de un 15% aproximadamente. ¿Ese porcentaje es cierto?

F. J.: El retraso existe, pero sería en torno del 10 % porque no se llegó a alcanzar el valor de un litro de nafta súper igual a 1,10 dólares a lo sumo. En este momentos estamos casi igual.

P: ¿Siguen existiendo estaciones de servicio denominadas bandera blanca, es decir que no está identificada la petrolera?

FJ: Sí, pero en menor medida.

Por Alejandro Fabián Spivak
Ámbito

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *