El aumento de la nafta no mejoró la rentabilidad en las estaciones

La suba de hasta 5,5% que se aplicó en la región no impactó en los ingresos de los estacioneros. Piden otro incremento, pero sin modificar el precio al consumidor final.

El incremento en el precio de los combustibles que se registró la semana pasada en todo el país no se tradujo en una mejora de rentabilidad para las estaciones de servicio. A pesar de que en la región la suba fue de entre 4,5% y 5,5%, el ingreso de los estacioneros no se vio impactado.

Así lo aseguró el presidente de la Cámara de Expendedores de Combustibles de Neuquén y Río Negro (Cecnern), Carlos Pinto. Sin embargo, destacó que el aumento “siempre ayuda” y más en un contexto de congelamiento que “se estiró más de un año”.

“El aumento fue de entre 4,5% y 5% y de ese monto nosotros tenemos otro 5% de rentabilidad propia, es muy poco lo que incide. Sin embargo, dada la situación que venimos atravesando hace mucho tiempo, el aumento ayuda”, detalló Pinto.

Desde que el gobierno nacional comenzó a intervenir el precio de los surtidores durante la gestión de Mauricio Macri, el país atravesó devaluaciones, aumentos tarifarios y de impuestos que complicaron aún más los ingresos del sector. Si bien el reciente aumento no tuvo el impacto buscado por los estacioneros consideran que “genera expectativa” de que puede se pueda achicar el atraso de precios.

“Creo que el acomodamiento tiene que venir de parte de la petrolera y no del precio. Vendernos a nosotros a un precio más bajo sin necesidad de tocar el precio de venta”, expresó.

Vale señalar que, en el caso de las petroleras integradas como YPF y Pan American Energy -con Axion Energy-, el aumento en los surtidores tiene un impacto directo en otros segmentos del negocio. Principalmente en el caso de la petrolera de bandera, que utiliza los ingresos de la venta de combustibles en inversiones en Vaca Muerta, y en el resto de las cuencas del país.

El gasto más fuerte que tenemos nosotros son definitivamente los salarios”. Carlos Pinto es el presidente de la Cecnern.

En un contexto internacional en el que el apoyo financiero de los socios de primer nivel que tiene YPF optan por una postura más conservadora, tener ingresos más acordes al escenario, son claves para atravesar la coyuntura.

“Es imposible calcular un aumento que hubieses dado realmente rentabilidad, porque durante el gobierno anterior los servicios y los impuestos aumentaron ligeramente, todo eso incidió en el gasto fijo que tiene una estación de servicio”, indicó Pinto.

Además, precisó que la situación actual de las estaciones de servicio varía según su ubicación y las más aisladas o las que están de paso de una ciudad a otra son las más perjudicadas. “Nosotros tenemos el caso de Río Negro, que vuelve a fase 1. La estación que se movía con el tráfico propio interno de la ciudad quizás no le afecta tanto, ahora una estación de ruta donde no hay tráfico, a esas las matan”, sumó.

Por último, el presidente de la Cecnern destacó la inclusión de las estaciones de servicio en los ATP y exención de impuestos por unos meses que aplicó el gobierno como beneficio directo al sector. “Gracias a eso muchas estaciones se han lirado de cerrar, pero ahora hay una cantidad importante que está en su límite”, concluyó.

Por Matías del Pozzi
Rio Negro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *