«Deberíamos tener una política de Estado para incentivar las inversiones»

Manuel Ron, de Bio4, se expresó sobre la crisis del etanol.

Luego de paralizar sus operaciones la semana pasada, producto de la cuarentena que afecta la actividad industrial y sobre todo al transporte, desde Bio4, una de las empresas pioneras en la producción de bioetanol a partir del maíz, se mostraron optimistas con lo que vendrá.

«Esperamos que cuando repunte y afloje la cuarentena, y vuelva a crecer el consumo de naftas, volveremos a la actividad. Por lo pronto tenemos plan B para la planta de biogás, que es usar materias primas más caras, como silaje o granos de maíz», expresó Manuel Ron, presidente de la firma en declaraciones a La Red Rural (AM 910 Radio La Red).

Desde Río Cuarto, el empresario destacó que la situación es mala no sólo por el hecho de haber paralizado la producción del biocombustible, sino por la cosecha actual, que «no fue tan buena en el sur de Córdoba», con precios internacionales bajos y el contexto de pandemia. «Estamos con una energía convulsionada», destacó

Ron manifestó que dentro de la cuarentena, sí se vio una buena noticia respecto a los biocombustibles, que fueron las imágenes del efecto contaminante, la emisión de gases de efecto invernadero y la polución que generan los combustibles fósiles normalmente. «Cuando aflojó abruptamente el consumo y el transporte, las imágenes mostraron clarísimo los efectos medioambientales que generan. Esto debería poner a los biocombustibles al tope de la agenda«, destacó.

Aunque sabe que eso no sucederá en el corto plazo. «Deberíamos tener una política de Estado para incentivar las inversiones, sino estamos debatiéndonos entre la suba del corte y el tema del descongelamiento del precio, que desde diciembre está planchado y complican la operación. En mayo de 2021 vence la Ley de Biocombustibles y es imperioso tener un marco de referencia nuevo«, afirmó.

Y agregó: «Si querés generar trabajo genuino, este es un sector que puede desarrollarse y tener proyección. Generaría la construcción de 15 a 20 plantas más de biocombustibles en el interior del país, sólo subir el corte de naftas a niveles como tiene Brasil, del 27%, por ejemplo». Hoy ese corte se encuentra en 12%.

El empresario agregó que el cluster en Río Cuarto genera 150 empleos directos, «siendo casi todos profesionales», además de generar conciencia ambiental.

A24

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *