Cúpula de petroleros baja a los yacimientos por despidos masivos

El primer encuentro será mañana en Catriel. Desde el miércoles la recorrida será por Vaca Muerta. El jueves 23 de enero habrá una reunión clave en Neuquén.

“Hay mucha preocupación porque nadie nos llamó y se termina la conciliación”, expresó ayer Marcelo Rucci en relación a las suspensiones y despidos masivos en la industria hidrocarburífera. El dirigente del gremio de Petroleros Privados confirmó que la recorrida por los yacimientos comenzará mañana.

La primera parada será en Catriel con una asamblea que se repetirá en todas las localidades petroleras de Río Negro y Neuquén.

El jueves 23 de enero está programado un encuentro en la capital neuquina con trabajadores de las tres provincias que representa el sindicato. Será clave para definir posibles medidas de fuerzas si hasta esa fecha no hay novedades por parte de las empresas. Las asambleas continuarán en toda la zona neuquina, el viernes será el turno de Añelo, corazón de Vaca Muerta.

En los últimos días del año pasado, el gremio acordó con las cámaras empresariales extender el período de conciliación obligatoria para buscar una salida decorosa al conflicto que mantiene a más de 1.900 operarios en vilo por la continuidad de sus puestos de trabajo.

Es la cifra total entre despidos y suspensiones que se generaron el año pasado tras la crisis que desató el congelamiento.
“Los trabajadores están con mucha incertidumbre, tenemos consultas todo el tiempo. Vamos a comenzar una recorrida por Catriel y 25 de Mayo y luego por los yacimientos de Neuquén”, detalló Rucci. El recorrido estará encabezado por el secretario General Guillermo Pereyra y la cúpula dirigencial del sindicato.

El encuentro con los trabajadores será para contar que, a menos de dos semanas para el fin de la conciliación, no fueron convocados.

Además, quieren escuchar a los operarios que se mantienen con mucha incertidumbre ante la falta de definiciones y el pedido de varias operadoras que se quieren sumar a las suspensiones y despidos. La pugna es por 1847 puestos de trabajo.

Días atrás, Pereyra detalló que 427 operarios de 17 equipos de perforación están “parados” con suspensiones rotativas. Otros 824 se dedican a la hidrofractura y 596 al transporte. Desde el sindicato ya informaron de su negativa a las compañías por nuevas suspensiones.

De esta manera, mañana comenzarán las recorridas que se extenderán hasta el jueves 23 cuando se realice una asamblea multitudinaria en Neuquén capital.

Río Negro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *