Buscan llevar el gas de Vaca Muerta a Brasil

La empresa de servicios Saesa adquirió una central térmica en Brasil. Apuntan a colocar hasta 2,5 millones de metros cúbicos de gas por día durante la temporada baja de demanda nacional.

La compañía energética argentina Saesa adquirió la central térmica Uruguaiana, en el sur de Brasil, con el objetivo de generar allí una salida a una parte del gas de Vaca Muerta que en los meses templados no tiene un comprador asegurado.

La central térmica fue adquirida a la empresa AES Brasil y se emplaza en un precio de 42 hectáreas ubicado en Rio Grande Do Sul. El complejo industrial cuenta con dos turbinas Siemens Westinghouse W501G a gas y un generador de vapor de recuperación de calor Westinghouse BB245B, que permiten que la central tenga una capacidad total de 640MW y utilice para ello hasta 2,5 millones de metros cúbicos de gas por día que son los que se espera exportar desde el país.

“El nuevo paradigma nos impulsa a adaptarnos y crecer, nuestro país tiene buena energía para compartir con el mundo. Hoy el desafío es sumar demanda y mercados dispuestos a comprar excedentes energéticos argentinos en condiciones seguras y eficientes. Estas exportaciones son la clave para asegurar energía competitiva a los argentinos, trabajo, valor agregado y desarrollo sustentable”, aseguró el presidente de Saesa, Juan Bosch.

La central “representa para nuestro país la oportunidad de generar exportaciones, ingresar divisas potencialmente por más de 100 millones de dólares al año y aplanar la curva de demanda de gas argentino capturando excedentes de verano. Todo ello fomenta inversiones en producción y transporte de gas, siempre priorizando las necesidades internas”, remarcó Bosch.

Juan Bosch

La central térmica tiene una ubicación estratégica dado que funciona integrada al sistema energético argentino, ofreciendo una solución tanto para las necesidades eléctricas del sur de Brasil, como eventualmente también para el Noreste argentino.

La integración entre Argentina y el estado de Rio Grande Do Sul parte de las necesidades energéticas que se conjugan, dado que mientras en Brasil se necesita una mayor generación térmica por la baja generación de sus represas hidroeléctricas, en Argentina en la temporada estival es cuando hay una producción de gas excedentaria.

Desde Saesa se explicó que la exportación se hará por una red de gasoductos existente, que conectan las líneas troncales del país con la Central Térmica Uruguaiana sin la necesidad de realizar nuevas inversiones en gasoductos. “Argentina puede colocar gas natural excedente generando producción, trabajo y valor”, sostuvo Bosch.

Rio Negro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *