Biocombustibles, piden destinar parte de la producción para elaborar alcohol en gel

Lo pide el Gobierno a las empresas productoras e ingenios. Este acuerdo busca asegurar el abastecimiento del producto más viable (y que más escasea) para prevenir el contagio del coronavirus.

El coronavirus generó una fuerte crisis en la producción y venta de alcohol en gel, que se terminó por convertir en el bien más preciado de los últimos días producto de ser el más eficaz para la prevención del virus que ya afecta a casi 100 argentinos y hasta ahora se cobró tres víctimas.

De hecho, el producto escasea y el que se consigue hay que pagarlo casi 10 veces más de lo que costaba antes de que la pandemia se instalara en la Argentina.

El propio presidente Alberto Fernández advirtió a los fabricantes sobre las consecuencias legales que podrían sufrir si existen pruebas suficientes de que los incrementos en los valores son injustificados.

El Jefe de Estado también se encuentra buscando alternativas para posibilitar una mayor oferta de alcohol en gel que permita abastecer normalmente a toda la población. Más que nada, teniendo en cuenta que las próximas semanas serán cruciales para el devenir sanitario del virus, con un fuerte aumento de los contagios.

A partir de este escenario, los productores de bioetanol y los principales ingenios del país se ofrecieron a destinar parte de sus operaciones para incrementar la partida de alcohol que permita, en parte, resolver ese faltante.

Esto se debe que el sector agropecuario tiene una gran participación en la composición del alcohol en gel al estar compuesto por alcohol etílico medicinal y glicerina, componentes que provienen de la soja y el maíz.

Es más, al alcohol etílico también se lo puede denominar etanol o bioetanol, sustancia que para ser producida utiliza maíz o caña como materia prima.

Sergio Lanziani

Lo mismo ocurre con el etanol, que utiliza maíz que luego de su molienda suma agua, levaduras y enzimas e inicia un proceso de fermentación natural que transformará los almidones en azúcar y luego en etanol.

Datos que llevaron a que hoy por la tarde, las empresas asociadas al Centro Azucarero Argentino (CAA), mantengan una reunión con el secretario de Energía, Sergio Lanziani, para analizar variantes que les permitan ayudar en esa crisis.

La cámara empresaria será representada por su presidente, Jorge Feijoo, y por varias de las principales compañías del sector como Ledesma, entre otras.

La propuesta del sector privado será la de redireccionar parte de su producción habitual de bioetanol para la producción de alcohol con especificación farmacéutica, insumo base del alcohol en gel.

Si bien no se trata de una acción inmediata sino que demorará por lo menos 30 días, el objetivo es ayudar a normalizar el abastecimiento del producto para lo cual, de todos modos, haría falta la autorización oficial que permita reducir el corte de bioetanol obligatorio en los combustibles

En la actualidad, ese cupo se encuentra establecido por la Ley de Biocombustibles en un 10% para el biodiesel y en un 12% para el bioetanol.

La propuesta de los productores es destinar menos alcohol para producir esos combustibles vegetales para redestinar las partidas al desarrollo de más alcohol hidratado que tiene 96% de alcohol y 4%de agua.

En el encuentro se analizará la propuesta, así como las cantidades y la forma de abastecerlo teniendo en cuenta la operatoria logística que también tiene que contemplarse en este esquema de provincias cerradas y aislamiento obligatorio para combatir el coronavirus.

Grupo Ledesma

Por lo pronto, varias empresas de este sector hicieron aportes unilaterales al Gobierno para tratar de paliar la situación como el caso del grupo Ledesma, que donó 2.500 litros de alcohol al Ministerio de Salud de Jujuy, a los fines de producir alcohol en gel ante la emergencia sanitaria y epidemiológica decretada por la gobernación.

Además, la empresa jujeña dispuso un protocolo interno para sus trabajadores en el complejo agroindustrial, que contempla la inasistencia al lugar de trabajo de grupos de riesgo como embarazadas y personas con enfermedades crónicas, el suministro de alcohol en gel en las áreas de atención al público, la suspensión de reuniones presenciales y viajes de larga distancia y el cierre del Centro de Visitantes, los centros de capacitación informática y los clubes Atlético Ledesma y El Talar.

Por Andrés Sanguinetti
iProfesional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *