Axion acuerda que su red funcione como «picking point» de Mercado Libre

Ante el avance de la economía digital, algunas petroleras parecen estar en una situación anómala con respecto al resto de las industrias.

Sucede que mientras el sector retail o los bancos tienen un referente al que mirar para imitar estrategias, las estaciones de servicio carecen de un modelo claro a seguir.

Adicionalmente, si bien los autos eléctricos prometen cambiar el paradigma de propulsión de la industria del transporte, también muestran fuerza los híbridos, que utilizan combustible para generar electricidad; y los híbridos plug-in, que pueden enchufarse a la red eléctrica.

En pocas palabras, lo más probable es que en las próximas décadas convivan diferentes tipos de vehículos.

En este marco, las compañías del sector sólo dan algo por seguro: lo peor que pueden hacer es quedarse quietas.

Las principales petroleras del país ya tienen un «plan digital» para ir adecuándose a la transformación tecnológica.

Entre todas las que cuentan con una red de estaciones de servicio y quieren acelerar en las nuevas tendencias aparece Axion, con propuestas que van desde proveer servicio de «pick-up» para Mercado Libre hasta la carga eléctrica y los pagos móviles.

«Hay conceptos en los que, como compañía, tratamos de posicionarnos, a partir de la calidad e innovación. Venimos implementando un gran número de acciones para ofrecer una mayor cantidad de productos y servicios», afirman desde la firma.

Mercado Libre, el socio

Axion fue la primera red de bocas de expendio que adoptó el pago a través de celulares mediante códigos QR en alianza con Mercado Pago, la billetera virtual de Mercado Libre.

Sin embargo, el acuerdo estratégico con el gigante del e-commerce tiene otra fase en la que ya puso primera: usar su propia red de estaciones de servicio como «picking point». Es decir, como puntos de retiro de los productos que se vendan en la plataforma.

Por estas horas, Axion y MercadoLibre trabajan en un profundizar esta nueva opción de MercadoEnvíos, por la cual el vendedor de un producto lo deja en la tienda de la estación de servicio para que luego pueda ser retirado por el comprador.

Los artículos son almacenados en un depósito de la propia estación de servicio y los empleados del shop son los encargados de recibirlos y entregarlos.

«Es un ahorro logístico enorme. Pero lo que más valora la gente, tanto el que el deja la mercadería como quien la retira, es que van a un punto seguro, que está abierto las 24 horas y en el que tiene hasta lugar para estacionar», explican desde Axion.

De esta forma, además, se evitan los encuentros entre las dos partes, lo que a veces genera desconfianza en los usuarios de la plataforma. Según la compañía, se trata de un servicio que está teniendo gran aceptación y al que apuestan por fuerte desarrollo.

Esta iniciativa es una clave para MercadoLibre, ya que podría así buscar una forma de reducir su dependencia de las empresas postales, más aún en las grandes ciudades.

Es que estas compañías no sólo añaden un alto costo a la logística. En algunos casos, surgen largas demoras en las entregas.

Por otro lado, el gigante argentino del e-commerce recuerda los problemas gremiales de OCA que derivaron en más de un dolor de cabeza. Para evitar demoras en las entregas, Mercado Envíos tiene acuerdos no solo con esa firma, sino también con diversos partners, como Correo Argentino y Ocasa. «La elección del correo para cada transacción la realiza un algoritmo en base a datos geográficos», detallan.

También apunta a ser la antesala de la llegada de los «lockers», una estrategia aplicada por Amazon desde hace ya varios años en tiendas de comestibles y otros lugares públicos de EE.UU.

Se trata de casilleros automáticos, es decir, no requieren de personal para operarlos: tanto el que deja como el que se lleva un paquete puede abrir el locker al tipear un código provisto por el gigante del e-commerce.

«Mercado Envíos siempre evalúa todas las opciones, así que no es algo que se pueda descartar, si bien transcurrirá un tiempo hasta su implementación definitiva», señalaron fuentes cercanas al unicornio argentino.

En paralelo, la compañía liderada por Marcos Galperín espera inaugurar en marzo un centro de distribución de 38.000 m2 en el Mercado Central, en el partido bonaerense de La Matanza.

Se trata de un centro de almacenamiento al estilo Amazon, en el que:

– Mercado Libre invirtió $100 millones para desarrollar junto con la firma de software Bautec un sistema de clasificación automatizada

– Plaza Logística, socio del portal del e-commerce en este proyecto, desembolsó $615 millones para la construcción del lugar. Podrán ingresar 74 camiones por hora y se despacharán 300.000 paquetes por día.

– Los mejores vendedores podrán almacenar su stock ahí para que los artículos se envíen directamente cuando sean comprados.

Apuesta eléctrica

YPF salió primero a instalar los cargadores para autos eléctricos en el país en 2017, si bien nunca estuvieron operativos. Es que la compañía estatal está a la espera de que el Gobierno la autorice a comercializar electricidad, una medida resistida en la Justicia por la distribuidora Edesur.

Para saltearse ese problema, Axion recurrió a un plan «b»: inauguró su surtidor eléctrico a mediados de diciembre, en su sucursal de Av. del Libertador y Salguero, en el que ofrece el servicio de manera gratuita.

«El cargador eléctrico lleva menos de un mes y es usado en promedio por dos vehículos cada semana», revelan desde la compañía.

En este sentido, señalan desde Axion que estos coches irán formando parte de la realidad argentina, por lo que no «podemos dejar de completar nuestra oferta de productos y servicios, pensada más que nada en lo que irá sucediendo».

Desde la empresa afirman que el tiempo de «llenado» de un vehículo eléctrico depende de la velocidad del surtidor y la velocidad de carga del vehículo (la demora está dada por el número más bajo).

«En caso de la Kangoo ZE, es de 7,5 kilowatt por hora, mientras que nuestros cargadores son de 22 Kw/h. Por cada hora, le agrega 35 km de autonomía», indican desde Axion.

Desde la compañía añaden que los clientes de este tipo de coches pasan una hora en promedio en la estación. «Ponen a cargar su vehículo, entran a la tienda Spot! y almuerzan, se toman un café, o trabajan en su laptop al conectarse vía wi-fi», añaden.

Además de proyectar una imagen innovadora y de la posibilidad de ofrecer otros productos en las tiendas, el servicio gratuito de carga eléctrica apunta a otra cuestión estratégica.

«Hoy, la energía que entregamos sale de nuestra red, la pagamos a quien la distribuya (en este caso, Edenor) y la estamos regalando. Porque hasta tanto el mercado resuelva su normativa y viabilidad comercial, elegimos darla gratis para entender cómo funciona el mercado y utilizarlo como prueba para lo que sabemos que se viene», explican desde la petrolera.

Además, señalan que las estaciones que todavía están en remodelación desde cero por el rebranding de Esso a Axion (unas 40 de las 640 totales) y las nuevas que están abriendo en «puntos de acceso neurálgicos» de la Capital Federal contarán con la infraestructura para instalar un surtidor eléctrico. Aunque no definieron cuáles serán las que contarán con uno.

Pagos móviles

«Fuimos la primera petrolera en ofrecer los pagos con QR en alianza con Mercado Pago», se jactan desde Axion.

La compañía asegura que este medio de pago «hoy está superinstalado» y hasta colocaron pantallas en las puntas de las islas de los surtidores para que el conductor ni siquiera se baje del auto.

Esta eficientización de los pagos con tarjeta tiene ahora otro objetivo por parte de la petrolera: que se amplíe el caudal de clientes que pueda atenderse de manera más rápida y así colocar una mayor oferta de combustibles.

«Este año inauguraremos la ampliación de nuestra refinería de Campana, en la que se invirtieron u$s1.500 millones. Esto nos permitirá incrementar la capacidad de producción un 60%», revelan.

Por ello, la firma también planea participar de la movida «contacless» que encabeza Prisma para este año y tiene a las estaciones de servicio, supermercados y cadenas de comida rápida como principales aliados.

En este sentido, la compañía que emite las tarjetas Visa y recientemente obtuvo la licencia de Mastercard puso en marcha el operativo para dotar a los comercios de estos nuevos plásticos que no se «deslizan» por una terminal POS.

Por el contrario, el propio cliente apoya la tarjeta de crédito o debito sobre el lector y acepta la operación, sin necesidad de firmar un cupón de pago, reduciendo así las filas para abonar.

Adicionalmente, esta tecnología se podrá implementar fácilmente en una billetera virtual para apoyar el celular sobre el lector, sin tener que llevar encima los plásticos.

Además de agilizar las transacciones, la petrolera tiene en mente la apertura de nuevas estaciones y encarar las reformas de las «heredadas» tras la compra de Esso para «volcar» la mayor producción. Todas estas contarán con la instalación para cargadores eléctricos.

Si bien sigue enfocándose en su core, las petroleras aceleran su plan para ofrecer lo «nuevo». Porque saben que la transformación digital es una autopista de alta velocidad en la que las demandas del cliente siempre van por el carril izquierdo.

Por Sebastián Cané

Iproup

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *