Autos: así es el nuevo logo que usará Fiat y que ya sorprende al mercado

La marca que es parte del conglomerado FCA, y pronto estará dentro del grupo Stellantis, realizará una recuperación de su ADN italiano

La marca italiana Fiat se prepara para arrancar la era post pandemia con cambios significativos. Uno de ellos implica la renovación de su imagen visual que incluye dos cambios: por un lado, si clásico emblema, con el nombre de la marca, aparecerá con letras más estilizadas. En segundo lugar, incluirá una bandera italiana.

El tema es que esta bandera recupera la esencia de la imagen de Fiat de los años ´80 y ´90. ¿Por qué? Porque está basada principalmente en una serie de barras oblicuas.

Así las cosas, cada auto tendrá dos emblemas: por un lado estará el logo principal de la marca (con la palabra Fiat), que se encontrará encontrará identificado por las cuatro letras bien estilizadas y casi sin espacios entre sí y, a su vez, estará acompañado por uno de los logos más característicos de los ochenta y noventa: las barras oblicuas.

Esta vez, la barras serán cuatro en vez de cinco y de un extremo tendrá el color verde y del otro estará presente el rojo, mientras que las barras del medio serán blancas.

El concepto detrás de los colores es fortalezar la identidad italiana del producto. Sin dudas, este puede ser un toque distintivo interesante, dado que «lo italiano» se asocia generalmente al alto rendimiento deportivo.

«La bandera italiana nos une a nuestro origen«, explicaron desde la compañía, al tiempo que aclararon que se trata de un «rebranding» y no de un cambio de logo.

Las barras oblícuas volvieron con espíritu italiano

El plan consiste en cambiar la comunicación visual de los concesionarios, los co-workings de la empresa y hasta modificar el family feeling de los distintos modelos de cara a 2022, señala Parabrisas.

Nuevos productos de Fiat

Pero los cambios no quedarán solo en cuestiones de imagen. Habrá «fierros» nuevos para impulsar a la marca en la nueva década. Lo principal que se conoce ahora es la confirmación de dos nuevos SUV para los próximos años, motores turvo y transmisiones CVT.

La caja automática CVT está muy próxima a comercializarse. De hecho, llegará con versiones de Strada a principios de 2021, a más tardar.

En cuanto a los motores, se preparan impulsores con turbocompresor de 1.0 y 1.3 litros.

El motor de 1 litro será de tres cilindros, lo que parece ser una tendencia del mercado actual, y se sabe que equipará a la familia Argo-Cronos.

Por el lado de los SUV, habrá un nuevo compacto que se lanzará en 2021, mientras que también se creará un SUV mediano cuyo lanzamiento se estima para mediados de 2022.

La palabra «Fiat» aparece más estilizada, mientras que las barras de color llegan de manera discreta
Fiat se fusiona con PSA

El grupo que resulte de la fusión del francés PSA (Peugeot-Citröen) con el italoestadounidense FCA (Fiat Chrysler), que debería constituir el cuarto constructor automovilístico mundial cuando se formalice la operación que los dos esperan que sea en el primer trimestre de 2021, se llamará Stellantis.

Los dos socios anunciaron el miércoles de la semana pasada en un comunicado ese nombre, que procede del verbo latino «stello», que se refiere al brillo de las estrellas.

Stellantis: la tipografía que Fiat y Peugeot oficializaron.

«Se inspira -explicaron- en este alineamiento nuevo y prometedor de marcas automovilísticas legendarias y de culturas de empresa fuertes que al unirse crean uno de los nuevos líderes de la próxima era de la movilidad preservando todo el valor excepcional del conjunto creado, así como los valores de cada elemento que lo constituye».

El origen latino del nombre quiere ser un homenaje «a la historia rica de las dos empresas» que constituirán la nueva compañía. La alusión a la astronomía «sugiere el verdadero espíritu de optimismo, la energía y la capacidad de renovación que inspira esta fusión que va a cambiar la industria automovilística».

¿Cambiarán las marcas de los autos?

PSA y FCA puntualizaron que la nueva denominación se utilizará exclusivamente para referirse al conjunto como marca corporativa. Se mantendrán sin cambios los nombres y los logotipos de todas sus marcas de automóviles existentes.

La unión está ahora pendiente en primer lugar de la respuesta de la Comisión Europea (CE), que hace ahora un mes anunció la apertura de una investigación en profundidad para examinar si la operación generaría problemas de competencia.

Las dos empresas esperan sinergias de unos 3.700 millones de euros con una fusión que daría lugar a un conjunto que, con 8,7 millones de vehículos vendidos el pasado año, representó una cuota del 9,5 % a escala global.

iProfesional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *