Anulan licitación de gasoil importado para canalizar sobreoferta local

Cammesa canceló una licitación para importar 100.000 m3 de gasoil. En su reemplazo, realizará una nueva compulsa para adquirir el combustible a petroleras del mercado interno.

Cammesa, la empresa mixta que administra el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM), dejó sin efecto una licitación internacional para importar gasoil a fin de garantizar el suministro de combustible para el parque de generación termoeléctrica durante el invierno.

La compañía que se encarga del despacho de energía eléctrica suele adquirir gasoil importado entre junio y agosto para reemplazar la oferta faltante de gas que se redirecciona hacia los hogares por el mayor uso de estufas y calefactores cuando llegan las bajas temperaturas. Este año no es la excepción. En febrero compró el primer cargamento de gasoil, que se descargó la semana pasada. Y a mediados de marzo había concursado la compra de unos 100.000 metros cúbicos (m3) de gasoil adicionales en el exterior para seguir preparando la logística invernal. Sin embargo, el aislamiento social obligatorio ordenado por el gobierno de Alberto Fernández para frenar la expansión del Covid-19 cambió completamente el panorama.

Cammesa adquirió esos cargamentos en el exterior porque, en un escenario normal de consumo, la producción local de gasoil no es suficiente para cubrir el pico de consumo en el sector eléctrico. Hoy, como resultado del derrumbe del 80% las ventas en las estaciones de servicio, la situación es otra. A las refinerías locales —YPF, Axion Energy, Shell y Puma (Trafigura)— les sobra producto. De hecho, si la demanda no se reactiva en las próximas semanas podrían verse obligadas a parar sus refinerías.

Cambio sobre la marcha

Al tanto de esa situación, Cammesa anuló la licitación realizada para canalizar la sobreoferta de gasoil que se acumulará en las próximas semanas. En esa clave, realizará en los próximos días una nueva licitación para comprar gasoil a las petroleras locales. “Además de evitar un pago en dólares al exterior, es una manera de mantener cierto nivel de actividad en las refinerías locales”, explicaron allegados a la Secretaría de Energía.

Es probable que el precio del gasoil sea un poco más elevado que el conseguido en el licitación internacional (en este momento sobra gasoil en el mundo), pero se compensará con la baja del precio del gas para usinas. La semana pasada Cammesa licitó la compra de gas para abril y obtuvo precios bastante más bajos que en marzo.

Por Nicolás Gandini
Econojournal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *