Amenazan con un paro contra el proyecto de autodespacho de naftas

Como era de esperarse, el rechazo inicial del mundo sindical al proyecto de autodespacho de naftas que impulsa Lopetegui comenzó a levantar temperatura y se transformó en una concreta amenaza a un paro nacional.

El Secretario General del Sindicato de Obreros y Empleados de Estaciones de Servicio (SOESGyPE), Carlos Acuña, comenzó una campaña de difusión de volantes informativos entre sus afiliados, donde convoca a todos los cuerpos orgánicos de la estructura gremial a «llevar adelante el Estado de Alerta y movilización».

«Vamos a hacer todo lo que sea necesario para defender nuestra fuente de trabajo y si es necesario un paro de actividades. Esto significa sistemáticamente la pérdida de nuestros puestos de trabajo y es por ello que nos preparamos para una lucha contra quienes, en estos tiempos de crisis nos quieren dejar en la calle», advirtió.

Cabe recordar que apenas se conoció el proyecto de la secretaría de energía nacional, que propone que al menos uno o dos surtidores por estación de servicio cuenten con el sistema de autoservice, el también líder de la CGT salió a plantear una «guerra judicial».

Acuña asegura que apelarán artículo 9 de la Ley de Contrato de Trabajo que detalla que primará «el principio de la norma más favorable para el trabajador» en caso de duda sobre la aplicación de normas legales o convencionales.

Es por eso que pidió que la ley que en la provincia de Buenos Aires prohíbe esta práctica, se efectivice en todo el territorio nacional y manifestó que cuenta con el apoyo de Alberto Fernández, con quien recientemente se juntó a discutir esta problemática.

Otro de los pesos pesados del sindicalismo que salió a cuestionar la iniciativa fue el jefe de los Petroleros Guillermo Pereyra, que últimamente ha radicalizado su postura contra el gobierno nacional en el marco de su campaña para mantener su banca en el Senado.

«El autodespacho en estaciones de servicio va a provocar la pérdida de miles y miles de puestos de trabajo en todo el país. En nuestro país donde tenemos más del 10% de desocupados y sigue aumentando; este sería el tiro de gracia para el sector» afirmó el dirigente del MPN.

Finalmente, Pereyra recordó que estos sistemas conviven con el tradicional en otros países como Estados Unidos, Alemania o Francia donde la gente tiene otras posibilidades de empleo, «pero en Argentina no ocurre eso, hoy tenemos miles de desocupados y esto, en el corto plazo, va a salir a engrosar las filas de desempleados. Entonces no estamos en condiciones sociales como para avanzar en este sentido». «Las nuevas tecnologías se pueden aplicar, se pueden discutir a través de convenios colectivos de trabajo, pero teniendo en cuenta siempre la fuente de trabajo», concluyó.

LaPoliticaOnline

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *